Las autoridades penitenciaras señalaron que tomarán cartas en el asunto

Las técnicas de humillación dentro de las cárceles no es algo exclusivo en México, pues un violador del penal Almafuerte, en Mendoza, Argentina, fue víctima de esta práctica al ser humillado, abusado y torturado por otros presos quienes filmaron todo el hecho.

De acuerdo con La Crónica, el recluso agraviado fue condenado a cinco años de prisión por tres denuncias de abuso sexual; uno de esos fue atacando a una profesora de la escuela penitenciaria.

Justo por esa razón, sus compañeros de celda y otros cercanos decidieron castigarlo al estilo ‘de la casa’; lo golpearon, lo bañaron con agua fría y lo obligaron a vestirse con una tanga rosa.

Para que su escarmiento jamás lo olvidara, algunos de estos presos lo amenazaron y lo grabaron con los celulares, mientras era humillado con un palo de escoba el cual tenía que chupar como si se tratara de un miembro erecto masculino.

Menea ese cu$% como la maldita perra que eres.¡Qué rica colita, mi amor!, no dejes de mostrar todo eso que te quiero destrozar”.

De acuerdo con Diario Uno, este violador se encontraba aislado en el sector de Admisión II junto a otros 22 reclusos quienes integran el equipo de rugby del penal, el Cacique Rugby Club.

 

En el video, el violador admitió haber atacado a esas tres mujeres que lo denunciaron, hecho por el que este equipo de delincuentes hicieron justicia a su modo abusando de él después de grabar el video.

Estoy aquí por un intento de abuso, de violación, ya no me hagan más daño por favor”.

Las autoridades penitenciarias señalaron que tomarán cartas en el asunto sobre este caso de humillación, además de confirmar que el agredido fue abusado por casi tres horas.

Con información de Diario Uno, La Crónica y El Liberal

Fotos de Twitter