Una mujer que arrolló con su vehículo a tres niños en un estacionamiento tomó la extraña decisión de cambiarse los zapatos en vez de ayudar.

Las imágenes, captadas por una cámara de seguridad en China, han provocado indignación en las redes sociales del gigante asiático, pues la mujer parece estar más al pendiente de su propia comodidad que del estado de los tres infantes.

El video, que fue compartido en los principales medios de comunicación del país, lamentan la falta de empatía de la mujer, y critican la calidad moral de las nuevas generaciones que parecen estar más al pendiente de sí mismas que de los demás.