En su último partido de local en el estadio que lo albergó por 22 años, el conjunto cementero se lleva los tres puntos frente a Morelia

Para cerrar con broche de oro su historia en el Estadio Azul, La Máquina se impuso a Monarcas Morelia 2-0, en un ambiente de nostalgia por ser el último partido que se disputaba en el inmueble de la colonia Nochebuena.

Los primeros minutos fueron de sufrimiento para la zaga purépecha. Francisco Silva, Martín Cauteruccio y Martín Rodríguez apedrearon la portería michoacana, pero el poste y la buena suerte de los visitantes negaron el gol

Fue en el minuto 11 cuando Achilier y Guzmán se desentendieron y permitieron que cayera el primero por conducto de Martín Cauteruccio, quien corrió con fortuna al mandar a guardar esa pelota que antes dio en el poste, pero que le quedó a modo.

Monarcas quiso responder, pero no pudo. El ánimo no bajó y ante el Estadio Azul volcado en ovaciones hacia su equipo, La Máquina fue en busca de más, encontrando el segundo por Ángel Mena al 38’, así Monarcas se fue al descanso con el marcador en contra.

Roberto Hernández quiso responder con el ingreso de Diego Valdés, Rodolfo Vilchis y Miguel Sansores, sin embargo, las aproximaciones fueron nulas y el rival siguió encendido.

Sebastián Sosa impidió que el marcador se abultara, pues en más de dos ocasiones cortó el ataque cementero, que ni con Felipe Mora al frente logró más.

Tras 22 años albergando al Cruz Azul, el estadio se despedirá con una victoria, mientras Monarcas deberá darle vuelta a la página y buscar el boleto a Liguilla en la fecha 17, en el Estadio Morelos..

fdr