Funcionarios de la embajada mexicana en Venezuela estarían involucrados, según el gobierno venezolano de Nicolás Maduro

Nuevamente el gobierno de Venezuela acusó a México, Chile y Colombia de “ocultar vínculos y responsabilidades” en el atentado con drones contra Nicolás Maduro, luego de que esos países rechazaran estar protegiendo a los supuestos participantes en el ataque.

El gobierno venezolano “esperaba la coherente y transparente colaboración (…) de dichos países (Chile, Colombia y México) a fin de conducir las necesarias investigaciones de sus instituciones“, debido a su posible participación en el presunto atentado contra el mandatario, Nicolás Maduro, señaló la cancillería en un comunicado.

Cancillería 🇻🇪@CancilleriaVE

| Venezuela investiga presunta complicidad de funcionarios de las embajadas de Colombia, Chile y México en magnicidio frustradohttp://bit.ly/2Dr5PUe 

Venezuela investiga presunta complicidad de funcionarios de las embajadas de Colombia, Chile y…

El Gobierno de la República Bolivariana de Venezuela con relación a los elementos testimoniales presentados por el Ministro de Comunicación e Información

mppre.gob.ve

El domingo pasado, el ministro de Comunicación, Jorge Rodríguez, pidió a los tres gobiernos aclarar si funcionarios de sus embajadas en Caracas apoyaron la fallida fuga de uno de los señalados responsables del estallido de dos drones con explosivos durante un acto militar encabezado por Maduro, el pasado 4 de agosto.

Rodríguez planteó la solicitud al anunciar la captura de esa persona y otros dos implicados en el hecho, que Maduro denuncia como un “magnicidio en grado de frustración” y detrás del cual, asegura, están el expresidente colombiano Juan Manuel Santos y opositores venezolanos.

La reacción de negación a priori (…) lleva a prefigurar total desinterés hacia cualquier investigación objetiva con el propósito de ocultar vínculos y responsabilidades”, subrayó el comunicado.

En confesiones en video difundidas por el ministro, uno de los detenidos, Henryberth Rivas, relató que personal diplomático de los tres países estaría relacionado con sus frustrados planes de huir de Venezuela tras el ataque.

Los gobiernos señalados rechazaron el mismo domingo cualquier participación.

En lugar de aclarar las circunstancias que han denunciado los terroristas confesos, al involucrar a agentes diplomáticos de sus respectivos países con sus planes de fuga, tienden por el contrario a victimizarse”, recriminó la cancillería venezolana.

Rodríguez había adelantado que el canciller Jorge Arreaza pedirá a esos funcionarios aclarar su supuesta colaboración. “No hay inmunidad diplomática en el caso de encubrimiento de terroristas”, advirtió el ministro.

Chile citó para el lunes al embajador venezolano en Santiago y rechazó de forma “enérgica” las “gravísimas y calumniosas insinuaciones y amenazas del gobierno” de Maduro, según un comunicado.

Colombia, por su parte, dijo que las acusaciones “carecen de todo fundamento”, mientras México repudió “categóricamente” la denuncia.

Junto con Rivas fueron arrestados Ángela Expósito, de doble nacionalidad española-venezolana, señalada por esconderlo en su residencia, y el coronel en retiro Ramón Velasco.

Hasta el momento 28 personas están detenidas por el caso, precisó Rodríguez.

 

emb