El ayuntamiento de Guadalajara combate el uso de caballos para jalar calandrias al considerarlo maltrato animal; el dueño de la yegua la empleó pese a que el reglamento prohíbe utilizar para el trabajo a animales en etapa de gestación

El pasado 21 de julio, la Secretaría de Cultura de Jalisco autorizó a inscribir en el Inventario Estatal del Patrimonio Cultural a las calandrias tiradas por caballos que ofrecen servicio en la localidad, propuesta a la que se opuso el ayuntamiento de Guadalajara.

Una de las agendas prioritarias de este gobierno es la de garantizar la protección animal con políticas públicas para el bienestar general de la sociedad tapatía”, destacó el gobierno municipal.

Incluso, en la cuenta de Twitter @GuadalajaraGob se reiteró:

Una de nuestras prioridades ha sido la protección de la vida en toda su extensión. Por lo que nos resulta inaceptable la autorización del Gobierno del Estado para inscribir a las calandrias tiradas por caballos dentro del Inventario Estatal del Patrimonio Cultural de Jalisco”.

Unas horas después se informó sobre un caso de crueldad animal: Una yegua preñada a punto de parir fue empleada por su dueño para jalar de una calandria, en pleno servicio el animal no pudo continuar debido a que estaba a punto de parir…

El calandriero fue auxiliado por otros de sus compañeros y asistieron a la yegua en el Parque Morelos; un potrillo fue recibido por el orgulloso dueño, sin embargo, el sujeto violó el reglamento.

En el artículo 46, sección 13, del Reglamento Sanitario De Control Y Protección A Los Animales de Guadalajara, se establece que la prohibición de utilizar para el trabajo a animales en etapa de gestación.

Por lo que Ana Lorena Pulido, presidenta del consejo directivo de Tierra Nueva por los Animales, exigió que al dueño del animal le sea impuesta una severa sanción y se le aseguren los animales.