El Instituto ordenó a la Máxima Casa de Estudios publicar los expedientes generados por denuncias de acoso sexual que ya concluyeron y ameritaron sanción; deberá proteger los datos personales

La Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) deberá dar a conocer versión pública de los expedientes generados por denuncias de acoso sexual que ya concluyeron y ameritaron sanción, instruyó el Instituto Nacional de Transparencia, Acceso a la Información y Protección de Datos Personales (Inai).

En un comunicado, precisó que dichos expedientes se concluyeron en el marco del “Protocolo de Atención de Casos de Violencia de Género” desde el momento de su publicación y hasta el 30 de agosto de 2017.

El Inai detalló que en dicha versión se deberán proteger los datos personales de personas físicas, como nombres, domicilio, teléfonos, credenciales de elector, Registro Federal de Contribuyentes (RFC), Clave Única de Registro de Población (CURP), edad, sexo, firma, y todos aquellos datos que la hagan identificada e identificable, relacionándola con circunstancias de modo, tiempo y lugar.

Al presentar el asunto ante el pleno, el comisionado Rosendoevgueni Monterrey Chepov destacó que conocer la información permite someter al escrutinio de la sociedad la atención que la UNAM da a casos tan delicados, que involucran la violencia de género y el acoso sexual.

En el caso de la UNAM, el día 29 de agosto del año 2016, se publicó el Informe sobre la implementación del Protocolo para la Atención de Casos de Violencia de Género, en el que se contabilizaron a 234 personas que presentaron quejas y se identificaron 203 presuntos agresores”, puntualizó.

Monterrey Chepov indicó que en el documento se hace notar que de las personas que han presentado una queja por posibles hechos de violencia de género, son mujeres, 96.6%; mientras que los presuntos agresores son hombres, 96%.

También precisó que 78% de las alumnas que presentaron una queja por posibles hechos de violencia de género son de nivel licenciatura.

En seguimiento a los tipos de violencia de género que se presentan con más frecuencia en la máxima casa de estudios son el sexual, con 50.4%; psicológica, 29.9%; acoso sin connotación sexual, 19.7%; así como física y discriminación por género, 14.1%”, señaló el comisionado.

Agregó que en el caso de la violencia sexual, las principales conductas que se identifican son el abuso sexual, 20.9%; el acoso sexual, 12%; y el hostigamiento sexual, 11.5%.

En respuesta al particular que solicitó dicha información, el sujeto obligado, a través de su Dirección General de Asuntos Jurídicos y de la Unidad para la Atención y Seguimiento de las Denuncias, indicó que se habían localizado dos expedientes de procedimientos, uno de los cuales se encontraba en trámite.

En cuanto a las versiones públicas de los expedientes, indicó tener el compromiso de proteger la información considerada como reservada, así como los datos de las personas que intervengan en alguna queja, por lo que los mismos fueron puestos a consideración de su comité de transparencia.

Inconforme, la particular interpuso recurso de revisión ante el Inai, en el que impugnó la reserva de las versiones públicas de los expedientes concluidos, toda vez que, dijo, los actos de autoridad que se llevaron a cabo deben estar sujetos al escrutinio público.

En alegatos, la UNAM reiteró su respuesta inicial, en el sentido de que no era procedente la difusión de los expedientes referidos, toda vez que las quejas fueron presentadas por presuntas víctimas, como titulares de la información, razón por la cual, eran confidenciales en su totalidad.

Previo estudio, se consideró posible entregar la versión pública de los expedientes con motivo de las denuncias que interesan a la particular, mismos que ya fueron concluidos y ameritaron una sanción, protegiendo los datos personales, y que son seis en total.

Respecto a los expedientes concluidos que no ameritaron sanción, el sujeto obligado identificó 11 expedientes, y estimó que, de hacerse públicos, podrían generar una percepción negativa del honor de las personas involucradas y conllevar un daño a su imagen, es decir, reflejarían que fueron objeto de señalamientos o acusaciones, pudiendo generar un indebido juicio a priori que afectaría su prestigio y su buen nombre.

Por lo anterior, el pleno del INAI, a propuesta del comisionado Rosendoevgueni Monterrey Chepov, modificó la respuesta de la UNAM y le instruyó a entregar versión pública de la información en los términos referidos.

De igual forma, el comité de transparencia de la UNAM deberá emitir un acta debidamente fundada y motivada en la que exponga los motivos de su reserva en relación con los expedientes relativos a denuncias presentadas por acoso sexual, en el marco del “Protocolo de Atención de Casos de Violencia de Género”, desde el momento de su publicación y hasta el 30 de agosto de 2017, que fueron concluidos y que no ameritaron sanción alguna.

 

*amgl