Jim Acosta, de la cadena CNN, detalla que el enojo del presidente estadunidense es contra el republicano Paul Ryan, presidente de la Cámara de Representantes

Un total de 16 candidatos y candidatas demócratas aventajan a sus rivales republicanos en distritos conservadores de Estados Unidos, y una demócrata derrotó a la aspirante republicana en Virginia, al cierre de las casillas en la mitad de estados del país.

Los demócratas requieren 23 triunfos netos para arrebatar a los republicanos el control de la Cámara de Representantes, por lo que de mantenerse la tendencia, estarían a siete triunfos para lograr su objetivo.

En Virginia, las cadenas televisivas pronosticaban el triunfo de la demócrataJennifer Wexton sobre la representante republicana Barbara Comstock.

Fuentes de la Casa Blanca dijeron al reportero Jim Acosta, de la cadena CNN, que el presidente Donald Trump está “realmente furioso” con el republicano Paul Ryan, el presidente de la Cámara de Representantes, lo que en su opinión es el inicio de una estrategia de lanzar culpas a otros en caso de una derrota.

Los demócratas lograron además mantener sus escaños senatoriales en Connecticut, Delaware, Maryland, Massachussetts, Ohio y Rhode Island.

De manera sorpresiva también, el demócrata Beto O’Rourke aventajaba al republicano Ted Cruz en la batalla por el escaño republicano al Senado por Texas, una de las carreras que ha recibido la mayor atención nacional.

El excandidato presidencial independiente, Bernie Sanders, mantendrá también su asiento en el Senado por Vermont, al igual que la posible aspirante presidencial demócrata Elizabeth Warren.

jcp