Después de los gastos por las fiestas decembrinas y con el Día de Reyes enfrente, algunas familias rebasaron sus presupuestos

Después de los gastos por las fiestas decembrinas y con el Día de Reyes enfrente, algunas familias rebasaron sus presupuestos, por lo que recurrieron a las casas de empeño.

Pues sí gastamos un poco de más y tuvimos que venir ahorita a empeñar anillos, esclavas que tenemos ahí guardadas”, contó Abraham.

También hay quienes acuden a pedir un préstamo por la llamada cuesta de enero y por los gastos que aún faltan.

Pues vine a empeñar una joyitas que tengo, ni me dieron mucho, pero necesito para los juguetes de los niños y pues para terminar la quincena. De hecho, no es la primera vez que empeño; siempre damos lo que es el plazo que nos dan, que son cuatro meses y lo volvemos a refrendar, así hasta que llegue la tercera vez para desempeño”, comentó Jenifer, quien espera pagar puntualmente en el plazo impuesto.

 

cva