El alcalde electo de San Ignacio, Iván Báez Martínez, reveló que su equipo trabaja en el Plan Municipal de Desarrollo y que incluso ha sido tan buena la colaboración de la administración saliente que han incluido varios de los proyectos que tiene previstos echar a andar tras rendir protesta.

Tras resaltar que el proceso de entrega-recepción ha transcurrido en completa calma, consideró que entre los más relevantes se encuentra la carretera San Ignacio-Tayoltita, la cual  detonaría la economía de este municipio.

“Tayoltita Durango es un pueblo muy rico en minería, hay mucho ingreso allá, de allá para Mazatlán son 14 horas y con esa carretera si se nos da será alrededor de dos horas o dos horas y media, por lo que el comercio se nos va a incrementar”, dijo.   

Indicó que esta obra –cuya inversión sería de 86 millones de pesos-,  está etiqueta y cuenta con folio, por lo que espera haya un empuje por parte del nuevo gobierno federal para aterrizarla.