Piden tipificar como tortura el que padres o tutores obliguen a un menor a recibir dicha terapia, para supuestamente eliminar su homosexualidad

El diputado local de Morena, Temistocles Villanueva presentó una iniciativa en el Congreso de la Ciudad de México, para tipificar como tortura el que los padres o tutores obliguen a un menor de edad a recibir una terapia de conversión, para supuestamente eliminar su homosexualidad.

Esto porque la Organización Mundial de la Salud ha establecido que la homosexualidad no es una enfermedad, y no existe ningún método que pueda modificar la preferencia sexual de una persona.

Jaqueline L’Hoist, presidenta del Consejo para Prevenir y Eliminar la Discriminación, explicó que las familias recurren a estas terapias por ignorancia.

“Muchas de estas terapias de conversión corren a partir de una gran ignorancia, y la ignorancia corre en que se ve como una enfermedad, desde hace 5 años, dos veces al año hemos tenido reuniones con pediatras, por supuesto con jueces de lo familiar, con ministerios públicos y organizaciones de la sociedad civil para sensibilizar fuertemente al servicio médico, para que no sean ellos quienes promuevan este tipo de terapias”.

Villanueva, habló de las sanciones que su iniciativa de ley propone incluir en el Código Penal de la Ciudad de México… “el párrafo dice, se impondrán de uno a 3 años de prisión y de 100 a 300 días multa, en los casos en que la madre, el padre tutora, tutor, parientes por consanguinidad hasta el segundo, grado, profesionales de la salud, o ministros de culto, instigue, autorice, o infrinja en menores de 18 años dolores físicos o mentales en las terapias de conversión”.

*bb