El integrante del comité ejecutivo nacional del PRI, Manuel Andrade Díaz, declaró que los casos de corrupción de algunos ex gobernadores procedentes del tricolor, tendrá costo político en las elección presidencial del 2018.

“La gente nota, anota y vota. En la medida que nosotros tengamos un combate frontal con hechos a la corrupción, la falta de ética y las frivolidades de algunos gobernadores incluyendo del PRI, le va a permitir al PRI tener cara de presentarse ante la sociedad”, indicó.

“La gente es muy noble, perdona muchas cosas a un gobernador, yo ya fui gobernador, pero lo que la gente no te perdona es que seas frívolo, o sea que aparte de ratero seas cínico y que aparte de que no hagas nada todavía lo andes presumiendo”.

El diputado dijo que si el Partido Revolucionario Institucional quiere sobrevivir, se debe democratizar, abrirse a la sociedad y cambiar los instrumentos, así como las formas de comunicación, dado que el mundo en la actualidad es muy vigilante.

Comentó el también ex gobernador de Tabasco que para el 2018 no descarta que el tricolor pudiera tener un candidato ciudadano a la presidencia de la república ya que lo que se busca es que sirva para poder ganar con decoro.

Sin embargo resaltó que existen buenos cuadros y gente muy calificada para participar pero el problema es que no tiene los requisitos estatutarios del PRI.