Tras el asesinato de uno de los escolta del secretario de seguridad pública, Joel Ernesto Soto, ocurrida ayer por el libramiento Óscar Pérez Escobosa, las autoridades municipales tomarán medidas contundentes en contra de la delincuencia organizada ya que plantea la necesidad de implementar más operativos para inhibir los hechos de alto impacto.

Mario Reyes Guerra, secretario del Ayuntamiento, dijo que si bien no puede asegurar que este sea un caso aislado o particular, esta clase de hechos prenden los focos rojos en Mazatlán,quepor cierto había estado tranquilo.

“Desde luego, se tomarán medidas más contundentes en contra de la delincuencia, se deberán de llevar a cabo más operativos, las estrategias cambian, se tienen que tomar medidas para inhibir este tipo de hechos, constantemente se están haciendo pero desgraciadamente la delincuencia acecha, buscan un espacio donde pueden llevar a cabo su fechoría y es difícil prever”, agregó.

Comentó que tiene entendido que en estos casos en el que fallecen trabajadores en cumplimiento de su deber se da cobertura a la familia mediante el pago de una pensión por viudez, a los hijos menores de edad y también un seguro de vida.