De acuerdo con el secretario Gerardo Ruiz Esparza, hace más de un año hubo un encuentro entre expertos y gente cercana a López Obrador; se dijo que no se podía usar base de Santa Lucía por conflicto aéreo

El secretario de Comunicaciones y Transporte (SCT), Gerardo Ruiz Esparza, confirmó que hace poco más de un año un equipo de expertos de organismos internacionales y de la dependencia se reunieron con integrantes del equipo de Andrés Manuel López Obrador y se dijo que la propuesta de la Base Militar de Santa Lucía era inviable.

En entrevista con Pascal Beltrán del Río y Rodrigo Pacheco, para Imagen Radio, el funcionario federal precisó que en aquella reunión, a la que incluso asistió la ahora candidata al Senado por Morena, Rocío Nahle.

Sí tuvimos una reunión hace poco más de un año. Es incluso información pública. Su equipo nos dijo que Santa Lucía era mejor opción. Yo traje a un organismo internacional, vino la IATA, la OASI. Nos reunimos y los escuchamos. Ahí quedó que la base Santa Lucía era imposible usar por el conflicto aéreo entre esta y el AICM”, aseveró.

Explicó que debido a los espacios aéreos no podrían operar al mismo tiempo la base de Santa Lucía y el AICM como lo propone López Obrador, ya que los vuelos y aterrizajes se cruzarían en la zona norte, única entrada al Valle de México, pues el resto es una zona montañosa.

Ruiz Esparza calificó como “urgencia aeronáutica” el tener una alternativa del aeropuerto, porque “cada 50 segundos hay un vuelo y no podemos tener esa saturación”.

Al ser cuestionado sobre el uso de suelo en el que se construye el nuevo aeropuerto, detalló que éste es el mimo que en el que está el actual aeropuerto de la Ciudad de la Ciudad de México, así como avenidas importantes de la capital como Paseo de la Reforma.

En donde se construye el actual era un suelo salino. Hoy se recuperó el suelo y se le ha dado firmeza. Es el mismo que el de Reforma. Con buena construcción no hay problema”, afirmó el secretario.

En torno a las observaciones que ha hecho la Auditoría Superior de la Federación en torno a la obra aeroportuaria que se lleva a cabo en Texcoco, el titular de la SCT aseguró que no hay nada que preocupe.

Detalló que en este momento la secretaría busca que todo en lo que respecta a la obra del NAIM sea auditado para que haya transparencia, aunque aclaró que toda la información sobre fallos, licitaciones, contratos… son datos abiertos a la sociedad.

“Tenemos un protocolo de datos abiertos: toda la información es pública, desde las bases de licitación, los contratos, los fallos, se transmite por Internet. La OCDE nos vigila permanentemente”, aseveró.