Durante el pasado fin de semana, personal de Oficialía Mayor aplicó sanciones a un par de lugares que sobrepasaron el horario de la venta de alcohol, dio a conocer el titular de esta dependencia Juan Manuel Ochoa Álvarez.

Dijo que independientemente de estos casos, no se han registrados problemas significativos en los operativos que efectúa esta dependencia en coordinación con el estado a través de la dirección de Inspección y Normatividad.

“Estamos trabajando muy fuerte con la gente del estado, muy coordinados, afortunadamente no hemos tenido problemas significativos, ha habido sanciones, el fin de semana levantamos dos por extender el horario y lo que cuidamos básicamente es no menores y no irse más allá del horario permitido”, agregó.

Tras referir que a nadie se le ha negado la ampliación del permiso para comercializar con bebidas embriagantes, comentó que se les están efectuando revisiones a los salones de fiesta en este sentido con la finalidad de que también respeten el reglamento.

Por otro lado, dijo que en cuanto al tema de los carretilleros –provenientes del centro y sur del país- que ingresan a la zona del malecón a ejercer la venta de sus productos, la autoridad ha sido muy permisiva ya que mediante el diálogo han tratado de hacerlos entrar en razón para que se retiren del lugar de manera voluntaria.

Sin embargo, Ochoa Álvarez refirió que en caso de continuar esta situación la autoridad municipal actuará para solucionar el problema, y aunque lo que procede es retirarles el producto, se evitará en  la medida de lo posible para no caer en injusticias.