La administración de Andrés Manuel López Obrador comenzará una persecución masiva de todos los cárteles de droga que operan en México con el respaldo de la Guardia Nacional, integrada por marinos, soldados y miembros de la Policía Federal.

De acuerdo con diputados y senadores de la Comisión de Seguridad y la Defensa Nacional, la Guardia Nacional no solo combatirá a las cabecillas de los grupos criminales como se hizo durante el sexenio de Enrique Peña Nieto, cuya lucha se enfocó en El Mencho, El Chapo y los jefes del Cártel Jalisco Nueva Generación (CJNG).

Ulises Murguía Soto, representante de Morena e integrante de la Comisión de Seguridad Pública y la Defensa Nacional en la Cámara de Diputados, señaló que el hecho de que la administración pasada persiguiera a una sola organización criminal fue una distracción y un error, pues permitía que los delincuentes fueran alertados y se escondieran antes de ser capturados.

Además, Murguía Soto criticó lo expresado por Alfonso Navarrete Prida, exsecretario de Gobernación, quien dijo que la desarticulación del CJNG y su líder Nemesio Oseguera Cervantes, alias el Mencho, era una prioridad:

Fue un error porque sería tanto como distraer a los demás o fortalecer a los demás, nosotros vamos por todos los cárteles”

Por su parte, el senador Pedro Haces Barba sostuvo que la inseguridad que dejó la administración pasada afecta a los empresarios, por lo que se impulsará una ley única de seguridad privada para que cada estado permita a las empresas que brinden este servicio funcionar con una licencia única y federal.

Murguía Soto dijo además que el caso del huachicol o robo de combustible fue tolerado y aceptado por las dos últimas administraciones, pero señaló que la Guardia Nacional también combatirá ese tipo de delincuencia, ya qal crecer también se relaciona con el narcomenudeo y la extorsión.

Por otro lado, el diputado de Morena señaló que las cifras sobre seguridad que dejó la administración anterior son falsas, ya que aunque se estipuló que el secuestro y la delincuencia bajaron, el huachicol y el narcomenudeo siguen activos en varios estados, por lo que quien haya falsificado los datos será debidamente enjuiciado y castigado.

 

Con información de El Sol de México, Prensa Latina y Reporte Índigo