El gobierno de Estados Unidos actualizó su alerta de viajes para México, en la que incluye la prohibición para que sus funcionarios viajen al estado de Guerrero y, en particular, al puerto de Acapulco, ante las condiciones de inseguridad en la entidad.

El Departamento de Estado de Estados Unidos emitió este mensaje, en el que detalla las condiciones en cada entidad del país, y que en este caso sólo se modifica de la anterior en el estado de Gurrero.

El mensaje a sus ciudadanos indica que los viajes a Guerrero, incluyendo Acapulco, están prohibidos parta personal del gobierno de Estados Unidos, con la excepción de los viajes vía aérea a Ixtapa Zihuatanejo, aunque también en este caso las autoridades estadounidenses piden tener precaución en las áreas turísticas.

El argumento para endurecer las restricciones de viajes a Guerrero, de acuerdo con la alerta, es que la entidad ha sido el más violento en 2015, por tercer año consecutivo, donde se registra una incidencia de 57 asesinatos por cada 100 mil habitantes, según cifras del Secretariado Ejecutivo Nacional de Seguridad Pública.

De acuerdo con el gobierno de Estados Unidos, hay grupos de autodefensa que operan de manera independiente al gobierno en muchas áreas de Guerrero, así como grupos armados que frecuentemente realizan bloqueos, y que si bien no se consideran hostiles para turistas extranjeros, esto genera condiciones impredecibles.

La actual alerta sustituye la anterior, emitida en enero de 2016.

La actualización de esta nueva alerta refleja cambios en la restricción del gobierno de Estados Unidos para que su personal viaje a Acapulco, con base en una evaluación de las cambiantes condiciones de seguridad en la región, refirió .

Sin embargo, advirtió que México está haciendo un esfuerzo extraordinario para enfrentar los retos de seguridad, específicamente en Acapulco.

Con información de: El Universal