En su primer mensaje a medios asegura que es inocente; asegura que fue presa de una persecución política y de una injusticia

En su primer mensaje a medios luego de cinco años de estar recluida, la exlideresa del Sindicato Nacional de la Educación (SNTE), Elba Esther Gordillo, aseguró que con su libertad “la Reforma Educativa se ha derrumbado”.

Frente a las acusaciones que enfrentó, la maestra afirmó que es inocente y que todo lo que vivió en estos años producto de una persecución política, acoso e injusticia.

Es producto de un expediente basado en mentiras y acusaciones falsas de algo que no cometí. Soy inocente”, exclamó mientras mostró los papeles que le otorgan su libertad tras ser absuelta por los delitos de delincuencia organizada y lavado de dinero.

Elba Esther Gordillo destacó que la etapa de encierro fue de “profundo aprendizaje”, pero de sufrimiento para ella, su familia y para los maestros del país a quienes ofreció una disculpa por salir afectados en lo que calificó como “una persecución política y mediática”.

“Hoy esta guerrera está en paz y los maestros de México, a ellos les ofrezco una disculpa. Lamento que actitudes que se me atribuyeron hayan contribuido a que fuéramos un chivo expiatorio al que se le culpó de todo. Lamento que quienes debían defenderlos no lo hicieron y nos traicionaron”, afirmó.

Llamó a los maestros del país a iniciar el ciclo escolar entregándose a los estudiantes y tranquilos de que sus derechos laborales serán defendidos y que “la dignidad del magisterio se volverá a valorar”.

La exlideresa del SNTE también urgió al magisterio a unirse para enfrentar los retos educativos del momento “sin rencores por el pasado y pensando en el futuro”.

“Debemos estar a la altura de esta nueva etapa de México. Vamos por la excelencia de la educación pública, laica y gratuita. Es preciso enfrentar el momento y recuperar la fortaleza”, aseveró.

 

*jci