Samuel González Quiroz, conocido como Changoleón, se dio a conocer gracias a Toma libre, programa conducido por Facundo.

A pesar de que Changoleón era un famoso de la pantalla chica, murió solo en la calle, pues el oriundo de Veracruz vivía como indigente en los parques de Coyoacán, Ciudad de México.

En mayo de 2004, Changoleón perdió la vida tras sufrir un paro cardiaco; su cuerpo fue recogido por el Servicio Médico Forense en calidad de desconocido.

Tras su muerte, Facundo comentó que en el último mes no había salido en su programa debido a que estaba internado en un albergue para rehabilitarse de su alcoholismo. Según el mismo conductor, la producción corría con los gastos, pues querían que siguiera trabajando en la televisión.

Sin embargo, Changoleón se escapó y ya no pudo combatir la enfermedad. Facundo comentó que borracho o no, se llevaron bien:

Era una muy buena persona, la verdad nos llevábamos bastante bien con él, borracho o no borracho siempre era una persona bien simpática que se ganó el cariño del público… ahora será digno que se despida de ellos en un programa especial que preparamos…”.

El estado de ebriedad de Changoleón causó gracia a los televidentes y unas de las frases por la que es recordado es:

Nada es absoluto, todo es relativo”.

Asimismo, en su momento Changoleón aseguró que el programa de Facundo tuvo éxito gracias a él, pues comentó:

Si yo no estuviera en el programa, no sé qué haría Facundo”.

¿Recuerdas a Changoleón?

Fuentes: Crónica y Multimedios