Con una inversión de 3 millones 556 mil pesos, el Dr. Juan Eulogio Guerra Liera, rector de la Universidad Autónoma de Sinaloa, hizo entrega de obra física en la Facultad de Arquitectura Mazatlán.

Ante el Encargado de Vicerrectoría, Dr. Miguel Ángel Díaz Quinteros, estudiantes, docentes y funcionarios universitarios, Guerra Liera indicó que la institución se encuentra en momentos de gestión intensas que tienen que ver con garantizar recursos que se requieren. Sin embargo, dijo que la esencia académica y la responsabilidad social se asume adecuadamente en diferentes liderazgos y reconocimientos son prueba de ello.

“En este sentido, hay diferentes formatos que llegan como recurso a la Universidad. Es decir, esto es para construir en algunas escuelas; nos toca entregar con apoyo del Programa Presupuestario de Expansión de la Educación Superior (PROEXES), un edificio de siete entre-ejes, un nivel para tres aulas y plaza; y un acondicionamiento de oficinas administrativas y plaza con recurso institucional”.

De esa inversión total, se desprenden del apoyo PROEXES siendo el recurso de 3 millones cinco mil 800 pesos y en lo que corresponde a recursos propios es de 550 mil 300 pesos.

Agregó que espera un fin de año con resultados exitoso y, por ende, estar atentos hacia la institución para que sea aún más eficiente sin olvidar la esencia social de que la UAS es la única oportunidad de miles de jóvenes para que tengan una educación de calidad.

Por su parte, el Encargado de Vicerrectoría en esta región, Dr. Miguel Ángel Díaz Quinteros, emitió un sentido mensaje resaltando que estos espacios contribuirán a mejorar la calidad de los programas educativos de arquitectura.

“Señor rector los universitarios de la unidad regional sur le reiteramos nuestro agradecimiento porque aun en la cíclica comunicación presupuestal de cada fin de año frente a la cual realiza una intensa gestión, hoy da cumplimiento a un compromiso más particularmente en esta unidad académica”.

La joven Alejandra Mallorquín Quiñonez fue la portavoz de la comunidad estudiantil, donde compartió que este proceso de transición se cristalizó para poder crecer académicamente en la institución. “Estos espacios contribuirán a la mejora y desarrollo de nuestras actividades académicas y culturales para nuestra formación profesional”.