La Auditoría Superior de la Federación alertó de las inconsistencias, que estarían estimadas en más de mil millones de pesos.

Ciudad de México.- Senadores del PAN demandaron a la PGR investigar, con total imparcialidad, el presunto desvío de recursos por más de mil 300 millones de pesos en las secretarías de Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano (Sedatu) y de Desarrollo Social (Sedesol) registrado entre 2014 y 2016.

La fracción blanquiazul pidió sancionar a los servidores públicos involucrados, en caso de que no se resuelvan las observaciones señaladas por la Auditoría Superior de la Federación (ASF), y consideró necesario que la Secretaría de la Función Pública (SFP) informe sobre las acciones que podría emprender por el caso.

En otro punto de acuerdo, los panistas solicitaron que Rosario Robles, titular de la Sedatu, acuda a la Cámara Alta para explicar las inconsistencias, debido a que los presuntos desvíos se habrían registrado durante su actual gestión y en su paso por la Sedesol.

De acuerdo con los reportes de las observaciones, cuyos montos estarían estimados mil 311 millones de pesos, las operaciones involucraron a universidades y televisoras públicas y para su implementación se subcontrataron a 84 empresas, de las cuales 13 serían “fantasma”.

Aunado a ello, abundaron, se detectó que del total de la cantidad desviada, 37.1 millones de pesos se destinaron a “Monex”, dinero que se utilizó para transferirlo a cuentas en otros países como son China, Ecuador, Bélgica, Israel y Estados Unidos, a nombre de Desarrollo Comercial El Olivo y Servicios Empresariales Helte.

Además, la cantidad de 28.9 millones de pesos fueron transferidos a “CI Banco”, que se utilizó para depositarlo a cuentas de America Highway Electronics Network y Comercializadora Texdenim, en Corea del Sur, China y Pakistán, indicaron.