La oficina del ACNUDH calificó como “inquietante” la ambigüedad del proyecto de ley.

México.- El Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos (ACNUDH), Zeid bin Ra’ad al-Hussein, pidió este martes a México desistir de aprobar la Ley de Seguridad Interior que regulariza las tareas del ejército en el combate al crimen.

El diplomático señaló, desde la sede de la oficina del ACNUDH, que “la aprobación de un nuevo marco legal para regular las operaciones de las Fuerzas Armadas en labores de seguridad ciudadana no es la respuesta adecuada. El actual proyecto legislativo podría debilitar los alicientes que tienen las autoridades civiles para asumir plenamente sus funciones como agentes encargados de hacer cumplir la ley”.

“La legislación propuesta en México, que prevé la participación de las Fuerzas Armadas en tareas de cumplimiento de la ley, es un proyecto muy preocupante”, indicó.

Si bien reconoció que México atraviesa un serio problema de seguridad desatado por las bandas dedicadas al tráfico de drogas, al-Hussein recalcó que “más de una década después de que las fuerzas armadas fueran desplegadas en la llamada guerra contra las drogas, la violencia no ha disminuido y tanto agentes estatales como no estatales siguen perpetrando abusos y violaciones de derechos humanos, incluidas torturas, ejecuciones extrajudiciales y desapariciones forzadas”.

Además, advirtió que “la autorización para asignar a las Fuerzas Armadas la ejecución de tareas policiales no va acompañada de los controles y la supervisión apropiados”, al tiempo que “la legislación carece de las garantías adecuadas, con arreglo a las normas internacionales de derechos humanos, contra el uso ilegítimo, arbitrario o excesivo de la fuerza”.

“La ambigüedad del proyecto de ley es muy inquietante y se corre el riesgo de que sus normas puedan aplicarse de forma amplia y arbitraria”, remató.

Con información de Excélsior