El hombre aseguró a las autoridades que asesinó a su propio hijo por ‘amor a Dios’

La violencia y la homofobia son una combinación letal en el siglo XXI, pues en muchos de los casos, quienes deciden ‘salir del clóset’, pueden perder mucho más que amor y cariño.

Tal fue el caso del joven identificado con las iniciales M.H.M.F., oriundo de San Martín, Perú, que fue asesinado a balazos a manos de su propio padre luego de que él le confesó que era homosexual.

De acuerdo con Diario Ojo, el asesino identificado como Humberto Herrera Altamirano de 37 años, tomó su arma 9 milímetros y le disparó a su hijo de diecisiete años luego de que este lo viera tocándose con películas eróticas homosexuales.

Todo comenzó la tarde del pasado 2 de enero cuando el joven adolescente estaba en su habitación y su padre lo encontró en su habitación.

Minutos después de sostener una pelea verbal, el hombre lleno de ira sacó su arma de fuego y ledisparó a su hijo en cuatro ocasiones matándolo instantáneamente.

Por si eso no fuera suficiente, el alterado hombre también le disparó a su esposa identificada como Margarita Muñoz de 52 años, quien es madre del menor asesinado e intentó evitar el ataque.

Vecinos señalaron a Vía Televisión que el sujeto comenzó a lanzar súplicas a Dios tras haber detonado su arma en contra de su retoño homosexual.

De acuerdo con los materiales obtenidos por los medios locales, Humberto Herrera mencionó lo siguiente luego de quitarle la vida a su propio hijo.

Perdóname señor, padre santo, por todo lo que he cometido en esta tierra y en esta vida, te pido que lo cuides a mi hijito, cuídalo padre no lo desampares, ayúdame señor, dale consuelo”.

Al lugar arribaron elementos de la Policía y de la Cruz Roja, quienes no pudieron hacer nada por salvarle la vida al joven homosexual; uno de los disparos fue al corazón.

Dos horas después de los hechos, los elementos de la Policía hallaron el cadáver de Humberto Herrera Altamirano; presentaba un disparo en la cabeza, por lo que las autoridades confirmaron que se quitó la vida tras cometer el acto.

Ambos cuerpos serán velados y enterrados el próximo sábado a primera hora en el panteón de la localidad.

La comunidad LGBT condenó el hecho a través de un comunicado en el que exigió justicia para el caso de este joven homosexual y otros tantos que están en el anonimato.

Se deben implementar políticas educativas para erradicar todo tipo de violencia racista, homofóbica o de cualquier índole. Se tiene que castigar con más severidad los crímenes de odio”.

Con información de Diario Ojo, Noticias América y VIA Televisión

Fotos de Diario Ojo