La historia de Paris es perturbadora, pues cuando tenía solo trece años asesinó a sangre fría a su hermanita de cuatro años.

El 5 de febrero de 2007, la madre de Paris, Charity Lee, estaba en el restaurante donde trabajaba como camarera en Abilene, Texas, cuando la Policía llegó para informarle que su hija, Ella de cuatro años, estaba muerta. Aunque la desgarradora noticia le provocó una tremenda impresión, se desmayó luego de que los agentes mencionaran que la niña había sido asesinada por su hermano.

De acuerdo con las investigaciones, tras convencer a su niñera para que se fuera a su casa, Parisagredió sexualmente, estranguló y apuñaló diecisiete veces a su hermanita. Luego llamó a un amigo y charló con él varios minutos antes de llamar a emergencias y confesar el asesinato.

Tras un examen psicológico, Paris fue diagnosticado como sociópata y a la edad de quince años le confesó a su madre que asesinó a su hermanita por venganza, pues Charity Lee tuvo una recaída en las drogas que provocó que descuidara a sus pequeños:

Lloré constantemente durante meses. La razón por la que me dejó vivir fue porque después de matar a Ella se dio cuenta de que yo sufriría por más tiempo si me dejaba viva. Incluso me dijo: ‘Si te hubiera matado habrías sufrido solo quince o 20 minutos’”

Paris fue condenado solo a 40 años de prisión, el máximo por asesinato juvenil, pues de haber sido un adulto habría enfrentado la pena de muerte.

Hasta el momento, Paris permanece bajo custodia en una cárcel de Texas, donde su madre lo visita con frecuencia desde Georgia, lugar en el que ahora reside.

A pesar de terrible crimen, la madre asegura que ha perdonado a Paris por lo que hizo, pero señala que es un proceso continuo:

Mi amor es incondicional. Yo nunca, nunca, en ningún momento he dejado de amar a mi hijo”

Charity creó una organización llamada Fundación ELLA  para ayudar a víctimas de crímenes violentos, así como a los afectados por enfermedades mentales y el sistema de justicia criminal.

Actualmente, Charity tiene un hijo de cinco años llamado Fénix, y aunque asegura que lo que pasó con Paris y Ella ya no la define, pero asegura que teme que su hijo sea liberado antes de 2047:

Me da miedo. Él no va a cambiar; él no ha cambiado desde que tenía trece años. Para ser honesta, espero que Paris tenga que cumplir toda su sentencia para que Fénix crezca tan grande y fuerte como sea posible”

 

Con información de El Universal, ABC y La Nación