La víctima de 16 años fue secuestrado en 2016 por los ahora detenidos, fue obligado a pedir limosna en Irapuato, Celaya, Guanajuato y Querétaro.

 

La Fiscalía General del Estado a través de la Comisaría General de la Policía Ministerial del Estado, detuvieron a una pareja que está señalada como imputados en haber privado de su libertad a un menor de 16 años de edad, a quien torturaba y obligaban a pedir limosna en las calles.

Fue una amiga de los papás de la víctima quien delató a la pareja ante la Unidad Especializada en Combate al Secuestro adscrita a la Dirección de Atención Especializada.

Los detenidos tienen 45 y 26 años de edad.   

Agentes Ministeriales acudieron al domicilio señalado por la denunciante ubicado en la calle 18 de julio, perteneciente al Barrio del Llanito en donde se percataron que de la vivienda salía la mujer que ahora está detenida.

Al abrir la puerta de la recámara, los agentes observaron a un hombre golpear al adolescente que se encontraba sentado en una silla maniatado; los ministeriales lo detuvieron, mientras el menor fue trasladado al Centro de Justicia para Mujeres, quedando a disposición de  la Fiscalía de Justicia Familiar y de Genero.

En su declaración, la pareja detenida señala que conocieron a la víctima a través de los familiares del menor e incluso años atrás vivieron una temporada en el mismo domicilio.

La pareja estuvo viviendo en León, Irapuato, Celaya, Guanajuato y Querétaro

Por algunas situaciones los hoy detenidos tuvieron diferencias con los padres del menor con quien se liaron a golpes, por lo que decidieron salirse del domicilio.

Fue en el mes de mayo de 2016 cuando, aprovecharon que el adolescente se quedó solo en el domicilio para privarlo de su libertad amenazándolo con un cuchillopara llevarlo a una casa en la zona centro en donde lo mantuvieron maniatado, para golpearlo con un palo, pies y puños, además de amenazarlo con cortarle la cabeza a su padre.

Al adolescente le colocaban ácido muriático en el rostro

Después de varias semanas, la pareja decidió cambiarse de domicilio para no ser ubicados y estuvieron viviendo en ciudades de León, Irapuato, Celaya, Guanajuato y Querétaro en donde obligaban a la víctima a pedir limosna ya que ellos no trabajan.

A principios de año se trasladaron al domicilio en donde fueron detenidos, en el sitio continuó la tortura contra el adolescente a quien le colocaban ácido muriático en el rostro, obligaban a dormir en el suelo y mantenían amarrado de pies y manos.

Por lo anterior,  el Agente del Ministerio Público adscrito a la Unidad  Especializada en Combate al Secuestro, judicializó ante el Juez de Control Penal y Juicio Oral  a efecto de que resuelva respecto de su Vinculación a Proceso en las próximas horas a los imputados  por el delito de secuestro agravado.

ADVERTENCIA IMÁGENES FUERTES

jpg