Un total de 32 panistas, que hicieron ‘brazos caídos’ durante la campaña de Ricardo Anaya, pidieron la inmediata renuncia del dirigente del partido, Damián Zepeda

Un total de 32 panistas afines al expresidente Felipe Calderón, empleados de su sexenio, o que hicieron campaña a favor de Margarita Zavala pidieron el relevo en la dirigencia del PAN.

Los panistas inconformes que hicieron “brazos caídos” durante la campaña de Ricardo Anaya, criticaron que el candidato no haya ganado la Presidencia.

Desconociendo los estatutos del partido, que claramente en su artículo 52 establecen que “el CEN se renovará el segundo semestre del año que se celebren elecciones ordinarias federales”, el grupo pidió la inmediata renuncia del dirigente del partido Damián Zepeda.

Anaya, Zepeda y demás equipo deben renunciar ya, no tienen legitimidad colectiva para seguir conduciendo al partido. Deben convocar de inmediato a la renovación de órganos estatutarios”, dijeron en un comunicado.

El resultado electoral los reprueba y desacredita su encargo para nueva oportunidad de conducción. La institucionalidad del partido fue fracturada por estar a merced de intereses personales. El partido debe refundarse con nueva proyección de sus principios doctrinales y mayores exigencias de vida ética y democrática interna”, añadieron.

El documento, está firmado por el exdiputado federal, Juan Miguel Alcántara Soria; la expresidenta del Instituto Nacional de las Mujeres, Patricia Espinosa Torres; la exdiputada de Guanajuato, Raquel Jiménez; el exdiputado federal, Salvador Abascal Carranza; el exsubsecretario de Enlace Legislativo de Gobernación, Rubén Fernández Aceves; el exdiputado del Estado de México, Javier Paz Zarza; y el excomisionado nacional de la Cofepris, entre otros.

La última vez que el grupo político de Felipe Calderón luchó por la dirigencia del PAN fue en 2014, cuando Ernesto Cordero, hoy expulsado del PAN por apoyar a José Antonio Meade, perdió ante Gustavo Madero.

jcp