El hecho ocurrió en Estados Unidos; el hombre sufrió el impacto del cuerpo del animal al que acababa de herir mortalmente, que en su caída también arrastró varias rocas

Aunque la caza es algo cruel, día a día millones de personas alrededor del mundo asesinan animales -algunos en peligro de extinción- con tal de saciar su ‘placer’ y divertirse un rato.

Esta horrible práctica no sólo deja a miles de animales huérfanos, otros tantos quedan mortalmente heridos y sufren durante horas -o hasta días- antes de fallecer.

Sin embargo, el karma existe y llega tarde o temprano.

Esto lo sabe bien un cazador que quedó gravemente herido luego de asesinar a un oso.

De acuerdo con información de medios localesWilliam McCormick, de 28 años, se encontraba cazando junto a un compañero cerca del lago Carter (ubicado en Alaska) cuando divisó a un oso que se hallaba por encima de ellos en una cresta.

Sin dudarlo disparó y el animal terminó rodando por la ladera, arrastrando grandes rocas a su paso.

Aunque intentaron alejarse de su camino, el cuerpo del plantígrado alcanzó a McCormick, quien resultó herido tanto por el oso como por las piedras desprendidas.

El hombre fue llevado al hospital en helicóptero con lesiones de gravedadNo se sabe si sobrevivirá.

***MJPR***