El panista aseguró que aclaró el tema desde hace meses.

México.- El precandidato presidencial de la coalición Por México al Frente, Ricardo Anaya, calificó este martes como “absurdo y de risa loca” el nuevo señalamiento en su contra por una supuesta triangulación de recursos para adquirir naves industriales en su natal Querétaro.

En conferencia de prensa, el abogado Joaquín Xamán McGregor había denunciado que Anaya Cortés y el empresario Manuel Barreiro Castañeda lavaron dinero a través de paraísos fiscales para no dejar rastro de la operación inmobiliaria.

Para ocultar el origen y destino del dinero Barreiro habría encargado a dos defendidos del abogado “constituir un esquema en el que se utilizaran empresas fantasma o fachada, constituidas algunas de ellas por prestanombres o testaferros (…) a través de las cuales se hicieron transferencias y triangulaciones económicas en distintas partes del mundo”, acciones que habrían culminado con la recepción de 54 millones de pesos por una empresa propiedad de Ricardo Anaya.

Tras la revelación de dicha información, el expresidente del Partido Acción Nacional aseguró que dicha información “es un refrito de lo publicado y aclarado a cabalidad hace más de cinco meses”, y que “no corresponde al vendedor hacer una revisión de las fuentes de financiamiento de quien compra”.

“Cualquiera que haya vendido una casa sabe que basta con hacer la compraventa ante notario público, con los avalúos correspondientes, recibir el pago por cheque o transferencia bancaria y estar al corriente de sus obligaciones fiscales. A quien sí corresponde verificar el origen legal de los recursos usados por quien compra es a la autoridad competente, que es la única que tiene la obligación y la capacidad de hacerlo”, agregó en un comunicado.

“Nuevamente el PRI recurre a la guerra sucia para tratar de confundir a la opinión pública e intentar levantar la campaña en ruinas de su candidato. Y, nuevamente, no les va a funcionar”, remató el panista.