La dirigente partidista señaló que buscarán la manera de generar recursos debido a que el año que entra recibirán menos financiamiento público.

México.- La líder nacional de Partido Revolucionario Institucional (PRI), Claudia Ruiz Massieu, negó categóricamente que pasen por una crisis económica y que esté hipotecado su edificio sede, ubicado en el centro de la capital del país.

En declaraciones a medios de comunicación, la dirigente afirmó que “esa es una versión falsa. De ninguna manera está hipotecado ningún inmueble del partido, ni está en riesgo el patrimonio inmobiliario del partido”.

“Repito con toda claridad: no hay tal hipoteca, no está en riesgo el patrimonio inmobiliario del partido y el partido está al corriente de sus obligaciones financieras, respecto de créditos adquiridos con anterioridad”.

Además, indicó que el PRI se encuentra al corriente “respecto de algunos créditos que se han adquirido con anterioridad y tenemos una situación financiera adecuada y en cumplimento de nuestras obligaciones”.

Sin embargo, reconoció que enfrentarán una situación financiera muy diferente a la actual debido al resultado de la elección federal, pues el año que entra contarán con muchos menos recursos económicos; ante esto, ya se preparan propuestas para realizar actividades que les permita generar recursos propios.

“En el PRI esta garantizado el empleo de todos los que laboran en este instituto político y no esta en riego su empleo”, recalcó.

Finalmente, opinó sobre el encuentro que sostuvieron la semana pasada Andrés Manuel López Obrador y José Antonio Meade, quien fuera candidato del PRI a la Presidencia. “La reunión que se dio entre José Antonio Meade y el futuro presidente electo fue una reunión a título personal, como ciudadano. La civilidad política y el diálogo siempre serán de reconocerse; el PRI como partido político se relacionará con el futuro gobierno a través de los canales institucionales”.

Con información de Notimex