Por primera vez, 22 legisladoras encabezan una de las 46 comisiones; hay seis comisiones cuyas juntas directivas están integradas exclusivamente por mujeres

Por primera vez, las mujeres tendrán en sus manos 48% del poder de decisión del futuro legislativo del país, desde el Senado de la República, pues encabezarán 22 de las 46 comisiones ordinarias de trabajo de la LXIV y LXV Legislaturas.

Aunque no lograron 50% que exigieron, su presencia en los círculos de poder en el Senado es visiblemente superior al de sus antecesoras, pues en las LXII y LXIII Legislaturas las mujeres ocuparon 29% de presidencias de las comisiones, al ser la primera generación de mayor número de mujeres en escaños.

Además, las senadoras tendrán 55.4% de las secretarías de las comisiones, al sumar 51 de ellas, ante 41 hombres, lo que implica que su visión será incluida en las decisiones de 29 comisiones presididas por hombres.

Incluso hay seis comisiones cuyas juntas directivas están integradas exclusivamente por mujeres como la Comisión de Administración, que vigilará la forma en que el Senado gasta su presupuesto, que está integrada por María Soledad Luévano Cantú, Nuvia Mayorga y Katya Elizabeth Ávila Vázquez.

También la Comisión para la Igualdad de Género tiene una junta directiva femenina: Martha Lucía Mícher Camarena, Blanca Estela Piña Gudiño y Alejandra León; la Comisión de Reglamentos y Prácticas Parlamentarias, con María Guadalupe Murguía Gutiérrez, Ifigenia Martínez y Claudia Edith Anaya Mota; la Comisión de Derechos de la Niñez y de la Adolescencia, con Josefina Vázquez Mota, Lilia Margarita Valdez Martínez y Eva Eugenia Galaz.

La Junta Directiva de la Comisión de Relaciones Exteriores América Latina y el Caribe también tiene sólo a mujeres: Vanessa Rubio, Freyda Marybel Villegas y Eunice Renata Romo, y la Comisión de Minería y Desarrollo Regional, con Geovanna Bañuelos, Angélica García Arrieta e Indira Kempis Martínez.

Días antes de que el pleno del Senado aprobara el acuerdo para la integración de las juntas directivas de sus comisiones, senadoras de PAN y PT hicieron propuestas de reforma a la Ley Orgánica del Congreso y al Reglamento del Senado, para que la mitad de comisiones fuera presidida por mujeres.

La propuesta casi se logra, pues al existir 46 comisiones ordinarias, las mujeres debían presidir 23, pero presidirán 22, y los hombres 24, lo que se ajusta al poder político que tienen las mujeres en el pleno, con 49% del voto; en tanto que en las comisiones se quedaron con 48% de presidencias.

BUSCAN LA PARIDAD

Los grupos parlamentarios que les entregaron el mayor poder a las mujeres en comisiones fueron el PT, cuyas dos comisiones que le tocan están encabezadas por mujeres, Geovanna Bañuelos y Cora Pinedo; el PES, que tiene dos comisiones, son encabezadas por mujeres: Sasil Dora Luz de León Villard y Marcela Mora Arellano, con lo cual 100% de sus espacios fueron para mujeres.

Les sigue el PAN, que de las ocho presidencias que le correspondieron entregó cinco a mujeres; es decir, 63% de sus espacios, ya que son presidentas Kenia López Rabadán, María Guadalupe Murguía, Mayuli Latifa Martínez, Josefina Vázquez Mota y Gina Andrea Cruz Blackledge; después están los partidos que dieron 50% de sus posiciones a mujeres, ya que al grupo le correspondieron dos posiciones y una fue para las mujeres; se trata del Verde, Movimiento Ciudadano y el PRD.

El PRI tuvo derecho a cinco presidencias de comisiones, dos fueron para mujeres: Beatriz Paredes y Vanessa Rubio, lo que significa que 40% del poder en comisiones correspondió a las mujeres.

Y aunque Morena tenía el plan de entregar a las mujeres la mitad de las 22presidencias que le correspondieron, al final fueron ocho las mujeres con esa posición, y por ello se convirtió en la fuerza política que les dio el menor poder a las mujeres, con 36 por ciento.

 

*amgl