Testigos señalan que se desvaneció, al llegar los paramédicos de la Cruz Roja ya no presentaba signos vitales.

El cuerpo quedó afuera de una ferretería localizada frente a conocido centro comercial.

El occiso fue identificado como Pablo Quevedo Beltrán de 67 años quien tenía su domicilio en la colonia Reforma de este puerto.

Se presume que la causa de la muerte fue un paro cardiaco.