El lunes un menor de apenas 3 años de edad perdió la vida al sufrir un golpe de calor tras permanecer encerrado al menos 11 horas en un camión escolar.

Los hechos ocurrieron en Orlando, Florida, en Estados Unidos (EU) y de acuerdo con medios locales, la conductora de la unidad perteneciente al jardín de infancia Little Miracle Academy, recogió al niño en la casa de su abuela en la mañana del lunes, de la misma forma en que lo hizo con otros menores, a quienes dejó en la entrada de la ya mencionada guardería, después se dirigió hacia el centro de la ciudad en donde dejó estacionado el camión escolar y se retiró del lugar, olvidándose por completo del pequeño de nombre Myles Hill.

Horas más tarde, la abuela del niño llamó a la estancia para preguntar por él, pero al no tener noticias dio aviso a las autoridades, quienes comenzaron a buscar al infante.

Tras una búsqueda exhaustiva por parte de los uniformados, finalmente el Myles fue encontrado en el interior del camión pero lamentablemente ya no contaba con signos vitales.

Las autoridades probablemente presentarán cargos criminales contra la conductora de la camioneta por la muerte del niño, “Esta es una absoluta tragedia que podía haber sido prevenida”, dijo el jefe de la policía de Orlando, John Mina.