Portar un casco adecuado y certificado reduce hasta 40 por ciento el riesgo de muerte al rodar una motocicleta y 70 por ciento la probabilidad de sufrir lesiones graves

Más de la mitad de los motociclistas usa un casco de seguridad sin certificación, ya sea por ahorrar dinero o moda.

Así lo advirtió el vocero del Salón Internacional de la Motocicleta México (SIMM), Francisco Medina, quien indicó que entre 65 y 70 por ciento de los cascos que usan los motociclistas no están certificados y no funcionan como equipo de seguridad.

Destacó que portar un casco adecuado y certificado reduce hasta 40 por ciento el riesgo de muerte al rodar una motocicleta y 70 por ciento la probabilidad de sufrir lesiones graves.

Elegir un casco sin certificación es como no portar nada y en este caso “podrás evitar una multa o verte a la moda, pero podrías sumarte a las estadísticas de accidentes de tránsito, que, de acuerdo a la Organización Mundial de la Salud (OMS), cada año entre 20 y 50 millones de personas en el mundo sufren traumatismos no mortales y muchos de estos provocan alguna discapacidad”, señaló.

De acuerdo con el reporte de autoridades competentes tanto de Estados Unidos como de Europa, los puntos que debe cubrir un casco certificado son:

  • Nivel de absorción de impactos
  • Deslizamiento de la correa y hebilla
  • Material de la correa y su tensión
  • Resistencia a la abrasión
  • Deformación de la carcasa o carota

“Cuando se habla de seguridad, nunca se debe escatimar”, añadió Francisco Medina, quien anunció la nueva edición del Salón Internacional de la Motocicleta México 2018, que se realizará en octubre próximo.

Un casco adecuado y certificado reduce hasta 40 por ciento el riesgo de muerte al rodar una motocicleta y 70 por ciento la probabilidad de sufrir lesiones graves. Foto: Cuartoscuro

 

*amgl