Los Medias Rojas sobreviven tras un mal relevo de Kimbrel y pasan a la Serie de Campeonato de la Americana a costa de los Yanquis

El primer choque divisional en la historia de la rivalidad entre Medias Rojas y Yanquis se fue en cuatro juegos. Boston superó un mal relevo de Craig Kimbrel y se agenció un apretado triunfo de 4-3 en el Bronx para acceder a la Serie de Campeonato por la Liga Americana en la que a partir de este sábado enfrentarán a los Astros de Houston.

El ganador ayer fue Rick Porcello en labor de cinco entradas de cuatro hits, una carrera y un ponche. El derrotado fue el veterano de 38 años C.C. Sabathia: tres innings de cinco imparables y tres carreras.

En la tercera tanda le cayeron a Sabathia: J.D. Martínez, Ian Kinsler y el dominicano Eduardo Núñez impulsaron carreras; apenas un inning después, ya ante Zach Britton, Christian Vázquez pegó cuadrangular solitario para darle rumbo al juego. La pizarra ya era de 4-0.

En la quinta, Brett Gardner impulsó con fly de sacrificio a Gary Sánchez y así los Yanquis se sacudían la blanqueada.

El drama vino en el noveno rollo, cuando Kimbrel cedió dos bases por bolas, un hit y dos carreras para que los locales se colocaran a una carrera de la igualada.

Con la casa llena, el cerrador logró un ponche clave sobre Stanton y, pese a que golpeó a Neil Walker y con ello llegó a home Aaron Judge, obligó a elevar a Sánchez al izquierdo (anotando con el sacrificio Didi Gregorius) y luego dominó a Gleyber Torres con rola a tercera.

Boston, el mejor equipo de las Mayores esta campaña, se medirá ante el vigente monarca de la gran carpa.