El jefe de la Patrulla Fronteriza en Laredo, Texas, Jason Owens, precisó que los elementos de la Guardia Nacional no realizarán labores de policía, es decir, no detendrán personas ni estarán armados

La Guardia Nacional de Estados Unidos reforzó el trabajo de la Patrulla Fronteriza con la presencia de 180 elementos quienes, al no tener facultades para estar armados o detener personas, apoyarán en acciones de vigilancia y logística.

Van a estar trabajando en apoyo a nosotros, como decimos atrás de la cortina, van a estar haciendo asuntos logísticos, van a estar trabajando en la cuestión de las cámaras que tenemos desplegadas, van a estar trabajando en los helicópteros, dando vigilancia por la frontera. No van a estar en patrullas, no van a estar en los tanques, por ejemplo, en las calles, eso no es lo que van a estar realizando, ni mucho menos lo que queremos”, comento Jason Owens, jefe de la Patrulla Fronteriza en el sector de Laredo, Texas.

Las personas podrían encontrarse a los elementos de la Guardia Nacional en algunos lugares de la ciudad, quienes estarán debidamente uniformados, sin realizar algún trabajo de policía.

El trabajo que van a estar realizando es exclusivamente en apoyo de nosotros, en los asuntos que nosotros hemos pedido”, enfatizó Owens.

La Guardia Nacional vigilará desde el área de Falcón hasta la línea del Condado.

Van a estar en la frontera por esta parte, el sector de Laredo, tiene zona de responsabilidad hasta el estado de Oklahoma, pero lógicamente porque somos Border Patrol, estamos desplegados por la frontera propia”, precisó.

La vigilancia se realiza a través de cámaras, de helicópteros, sensores, operado por elementos de la Guardia Nacional, en lugar de los elementos de la Border Patrol, con el objetivo de que estos puedan movilizarse en patrulla.