Algunos son identificados por haber protagonizado riñas en el pleno de San Lázaro

Los líderes sindicales son grises en la Cámara de Diputados, hay algunos que ni siquiera han presentado iniciativas ni puntos de acuerdo. La falta de productividad de estos legisladores ha propiciado que no sean considerados personajes clave en las labores parlamentarias.

Pedro Alberto Salazar Muciño, secretario general del Sindicato Nacional de Trabajadores de Espectáculos, Propagandistas e Impulsores de Ventas y de Comercio General, Similar y Conexos de la República Mexicana (SINTREM), no ha presentado ni una iniciativa en esta Legislatura.

De acuerdo con información de la Cámara de Diputados, Salazar Muciño tampoco ha propuesto puntos de acuerdo en dos años cinco meses como legislador del PRI. Ésta es la segunda ocasión que el líder sindical es diputado federal.

Por su parte, Marco Antonio García Ayala, presidente del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Secretaría de Salud, presentó 12 iniciativas, pero todas están pendientes, ya que el priista ni siquiera ha presionado para que sus temas se discutan en comisiones.

Entre las iniciativas que planteó se encuentra una en materia de salud de las personas en prisión, con el objetivo de establecer que la alimentación que se proporcione a los sentenciados sea de calidad, suficiente y balanceada, además de prestar los servicios médicos necesarios al interior de cada centro de reclusión y trasladar a las sentenciadas embarazadas o recién nacidos a una unidad médica del sector salud bajo vigilancia, cuando el centro de reclusión no cuente con las instalaciones adecuadas.

Manuel Vallejo Barragán, del Sindicato Nacional de Trabajadores del Seguro Social, propuso tres iniciativas, de las cuales sólo una fue aceptada por el Pleno de San Lázaro con el objetivo de precisar el concepto de interferencias electromagnéticas.

El priista, secretario de la Comisión de Seguridad Social, tampoco ha planteado puntos de acuerdo en favor del gremio al que representa.

Georgina Zapata, quien fue secretaria de acción política del Sindicato de Trabajadores de la Industria Maquiladora, salió recientemente de la Cámara de Diputados, pues busca ser senadora. La priista se ganó su lugar en San Lázaro por la vía de mayoría relativa y no de representación proporcional.

Zapata Lucero fue la que más destacó, pues fue presidenta de la Comisión de Trabajo y Previsión Social y presentó 14 iniciativas; sin embargo, es considerada como chapulín, ya que solicitó licencia para convertirse en senadora, es diputada con licencia y a la vez suplente de la senadora Graciela Ortiz.

En Morena, también hay un representante sindical. Ariel Juárez fue secretario del Comité Ejecutivo Nacional de Análisis, Estudio y Estadística del Sindicato de Trabajadores de la Universidad Nacional Autónoma de México. Es conocido por haber protagonizado una riña en el Pleno de San Lázaro. Ha presentado nueve iniciativas.