Integrantes de la Unión de Pueblos y Organizaciones del Estado de Guerrero habían retenido a un agente tras denunciar daños materiales y robos en la comunidad de Xaltianguis, en un operativo de la PGR

Este jueves a la medianoche, la carretera Federal Acapulco-Chilpancingo fue liberada y la policía comunitaria de la Unión de Pueblos y Organizaciones del Estado de Guerrero (UPOEG) entregó al funcionario de la PGR retenido. La circulación se normalizo en la carretera federal Acapulco-Chilpancingo.

Después de varias horas de dialogo entre representantes del Gobierno Federal y del Estado con el UPOEG, se acordó la liberación del agente retenido y el desbloqueo de la carretera.

El vocero del grupo de coordinación Guerrero, Roberto Álvarez Heredia, informo que el diálogo inició a las 17:00 horas en un hotel de Acapulco que se ubica por el aeropuerto de Acapulco.

Al término de la reunión se firmó una minuta de acuerdos, entre los que destaca la convocatoria a una próxima reunión para ampliar la información relacionada con el operativo que efectuó la Procuraduría General de la República esta madrugada en la comunidad de Xaltianguis.

Igualmente, se informó que la PGR investigará la conducta de los elementos que participaron en el operativo y la acusación de supuestos daños materiales y robo de artículos.

El Consejo Estatal de la UPOEG se comprometió a desbloquear la carretera federal Acapulco-Chilpancingo y liberar a un integrante de la PGR que retuvieron por la mañana, y asumió que atenderán junto con las autoridades los preceptos del diálogo, coordinación y respeto a la legalidad.

El diálogo fue encabezado por el delegado federal de la Secretaría de Gobernación, Erit Montúfar Mendoza, a nombre del Gobierno Federal y el subsecretario de Asuntos Políticos de la Secretaría General de Gobierno, Martin Maldonado del Moral, a nombre del Gobierno del Estado.

 

chg