Los legisladores realizan 17 salidas más al exterior en el primer semestre de 2017 que en el mismo periodo de 2016

A pesar de que durante el primer semestre del año rechazó 21 viajes fuera de México solicitados por los legisladores, el Senado aumentó 66.4% su gasto en viajes internacionales y nacionales, al pasar de 15 millones 99 mil 400 pesos en el primer semestre de 2016 a 25 millones 136 mil pesos en el mismo periodo de este año.

De acuerdo con el Informe al Segundo Trimestre del Ejercicio del Presupuesto de Egresos 2017, que el Senado hizo público con tres meses de retraso, desde enero hasta junio de este año sumó un total de 17 vuelos nacionales, lo que implica uno más a los realizados en 2016, cuando registró 16 salidas a compromisos en el territorio nacional.

El crecimiento se dio en los viajes internacionales, pues hasta junio de 2016 realizó un total de 38 salidas, y entre enero y junio de este año fueron 55, es decir, 17 más, lo que significa 44.7% de incremento en el número de salidas del territorio mexicano, aunque el costo tuvo un aumento mayor de 66.4%, debido a las variaciones del peso frente al dólar, según la explicación de los administradores centrales del Senado de la República.

Durante la presidencia de Pablo Escudero, el Senado negó a los legisladores al menos 21 salidas al extranjero; además, rechazó pasar costos de boletos de avión superiores a 250 mil pesos, por lo que los grupos parlamentarios debieron cubrir la diferencia; además, se ordenó reducir el número de integrantes en las comitivas.

Pese a todas esas medidas, el Senado convirtió al primer semestre de 2017 en el que más dinero ha canalizado a los viajes internacionales de los senadores desde septiembre de 2012, cuando comenzó el trabajo de los actuales legisladores federales.

En el primer semestre de 2015, por ejemplo, erogó 11 millones 427 mil 40 pesos para realizar ocho viajes nacionales y 46 internacionales; es decir, a pesar de ser un año en el que también los senadores salieron mucho a otras naciones, el gasto fue significativamente menor.

Excélsior publicó la semana pasada que durante el segundo semestre del año el Senado gastó 7.8 millones de pesos en viajes internacionales, pero fueron cuatro los destinos que le implicaron el mayor desembolso, pues Francia, Panamá, Bangladesh y Nueva Zelandia, a donde viajaron 42 legisladores, representaron una erogación de 5.4 millones de pesos; es decir, 68.7% del total de recursos para el periodo.

En el listado de los viajes internacionales más caros realizados por los senadores, en el primer lugar está la visita de diez legisladores a las islas Fiji, en enero pasado, que costó dos millones 130 mil 73.38 pesos, seguido por uno a Bangladesh, que por cierto es el viaje más caro de todo el segundo trimestre, porque costó un millón 171 mil 279.52 pesos para que Gabriela Cuevas, Marcela Guerra, David Monreal, Graciela Ortiz, Raúl Pozos y Laura Rojas participaran en la 136 Asamblea de la Unión Interparlamentaria y Reuniones Conexas, que se realizó del 1 al 6 de abril de este año.

En tercer lugar está el viaje a Nueva Zelandia que, después de los ajustes, costó un total de un millón 83 mil 901.68 pesos y participaron las panistas Rosa Adriana Díaz Lizama y Sonia Mendoza; las petista Ana Gabriela Guevara y la verdeecologista María Elena Barrera, a quienes acompañó Carlos González, empleado del Senado.