María Concepción Nieves Martínez de 26 años de edad, conocida como La Ojitos, se encuentra esperando su sentencia luego de que secuestrara y matara a un médico que era su pareja sentimental.

En Boca del Río, Veracruz, La Ojitos se mantuvo fuera del radar de la Policía durante casi un mes, luego de secuestrar junto a dos cómplices, al médico internista, Roberto Arregín Zavaleta.

Apodada así por la belleza de sus ojos, todo indica que la chica sostenía una relación con el doctor como parte de su plan de privarlo de su libertad, cobrar el rescate de su supuesta liberación y luego asesinarlo.

De acuerdo con distintos testimonios, los hechos ocurrieron en la ciudad de Córdoba, en la zona centro del estado de Veracruz, en donde Roberto tenía mucha fama por prestar servicios de ayuda a las comunidades de escasos recursos en la región.

Sus amigos relataron que trabajaba en uno de los consultorios de la delegación de la Cruz Roja Mexicana, en donde regalaba medicamentos o no cobraba honorarios por tratar a las personas.

Fue el 4 de septiembre de este año que Roberto desapareció y su familia comenzó la búsqueda; tras varios días de investigación, el viernes 28 de septiembre, su familia publicó un desplegado para informar a los ciudadanos que sabían, de fuentes confiables, que el médico estaba muerto.

Sin embargo, la Fiscalía no dio información al respecto sino hasta el día de ayer, cuando informó de la detención de una banda de secuestradores que operaba en la región central montañosa de la entidad veracruzana.

El grupo está integrado por Gregorio NCésar Luis N y María Concepción, quien fue identificada como la Ojitos y la pareja sentimental de la víctima; era conocida en varios bares y restaurantes de la zona en donde trabajaba como mesera.

Luego de las detenciones la Fiscalía General del Estado logró dar con la guarida de los responsables, y allí encontró el cuerpo sin vida de Roberto Arreguín Zavaleta, que estuvo secuestrado por 28 días y a pesar de que pagaron su rescate fue asesinado.

Los tres cómplices serán llevados ante el juez de control bajo la vinculación penal 234/2018 mientras fueron recluidos en el Penal de La Toma, en Amatlán de los Reyes.

Con información de La Silla Rota Cambio Digital y La Neta Noticias.