Hace poco el juez que preside el caso en contra de Joaquín el Chapo Guzmán, Brian Cogan, rechazó retrasar el juicio por lo que será el próximo 5 de noviembre con la selección del jurado, además, aceptó que el abogado Jeffrey Lichtman se una a la defensa del narcotraficante.

La integración de Lichtman completa el grupo de defensa de Guzmán, tras año y medio de haber sido extraditado a Estados Unidos para responder por cargos de narcotráfico.

Hay que recordar que Lichtman es también abogado de un coacusado en este mismo caso de Guzmán, pero enfrenta el juicio en otra jurisdicción y ninguno de los nombres de los testigos han sido revelados.

El juez preguntó al mexicano si sus abogados habían discutido con él este tema y si sabía que debido a la posición de Lichtman no puede compartir información que conoce sobre los testigos, aunque sea pertinente para su caso, ni interrogarles.

Guzmán ante todo esto contestó de forma afirmativa, y aceptó al abogado en su defensa pese a las restricciones que le mencionaron.

Su equipo legal está constituido además por el ecuatoriano Eduardo Balarezo, quien representó también narcotraficante mexicano Alfredo Beltrán Leyva, así como por William Purpura, que ha estado vinculado con otros conocidos casos en esta ciudad.

El juez Cogan no dudó en atender los reclamos de la fiscalía que apuntaban a varios conflictos con el expediente de Lichtman, y es que a pesar de la situación legal en la que se encuentra todo indica que representara al Chapo.

En declaraciones a la prensa tras concluir la audiencia, Lichtman que compareció junto a Balarezo, demostró que no le da importancia a no poder interrogar a algunos testigos que guarden relación legal con él, y argumentó que hay muchos testigos que se podrán manejar a la perfección. Lictman y Balarezo aseguraron que estarán listos para el 5 de noviembre, tras el rechazo de la petición de retrasar el juicio.