Un joven de 16 años de edad podría ser el líder de la banda de ladrones que asaltó dos tiendas departamentales, de donde hurtó 360 celulares, informaron autoridades de la Ciudad de México

Un joven de 16 años de edad podría ser el líder de la banda de ladrones que asaltó dos tiendas departamentales, de donde hurtó 360 celulares, informaron autoridades de la Ciudad de México.

La noche de ayer, sujetos irrumpieron en una sucursal de Coppel y en otra de Elektra, ambas ubicadas en la delegación Benito Juárez, de donde robaron 360 celulares, tras romper con mazos las vitrinas en donde se exhibían los aparatos.

Se está tratando de relacionar a estos sujetos con todos los robos que se encuentran suscitados en la Ciudad de México, en donde la manera de operar son ‘Los Mazos’”, señaló el jefe del Estado Mayor Policial, Miguel Soria, en conferencia de prensa.

La referencia que se hace en el video es que uno de los menores sí está identificado en participante de uno, se tendría que hacer el análisis de inteligencia y comparativo para ver si están relacionados con otros más”.

 

 

Según la información recabada por las autoridades locales, el joven identificado como Jahir Alejandro fue reclutado por integrantes de la llamada “Banda del mazo”, con la que habría participado en dos robos y de la que aprendió su modus operandi.

Después él junto con amigos suyos, también menores de edad, formaron una incisión de dicha célula criminal y empezaron a operar desde octubre de 2017.

Antes de ser arrestado la noche de ayer, el joven fue detenido en noviembre pasado, minutos después de haber robado una sucursal de Sanborns, en Iztapalapa.

Al ser cuestionado sobre los motivos por los que fue puesto en libertad en 2017, el imputado dijo que no recibió prisión preventiva debido a que es menor de edad.

A los detenidos de 20 y 22 años, dos de 23, otro de 24, 25 y 41 años, así como cuatro menores de 14, dos de 16 y uno de 17 años, se les aseguraron dichos vehículos, dos réplicas de arma de fuego, cuatro mazos y 360 celulares de distintas marcas”, detalló el mando policial.

En imágenes proporcionadas por la SSP-CDMX se observa cómo los ladrones, enfundados en sudaderas con capucha, irrumpieron en las tiendas y, tras amenazar a clientes y empleados, se dirigieron a los exhibidores de telefonía para romperlos con mazos y hurtar los celulares.