Una vez confirmado que sólo cinco candidatos contenderán, se dio luz verde para imprimir la papelería para votar que se usará el próximo 1 de julio

Con Armando Ríos Piter fuera de la contienda, el Instituto Nacional Electoral (INE) tiene luz verde para imprimir las boletas correspondientes a la elección del Presidente de la República. El 6 de mayo comenzará la impresión de estas boletas que deberán estar a más tardar 20 días antes de los comicios en los 300 consejos distritales del país.

El INE imprimirá 284 millones de boletas para la elección de Presidente, senadores y diputados federales, para lo cual destinará 210 millones 160 mil pesos, debido a que cada boleta tiene un costo de producción de 74 centavos.

Para el consejero Marco Baños, presidente de la Comisión de Capacitación y Organización Electoral del INE, las boletas son infalsificables y se garantiza el proceso de traslado del material electoral, tanto en México como en el extranjero, esto último por el voto de los mexicanos que residen en otras partes del mundo.

“En mi opinión son boletas infalsificables, no hay manera. Por mandato del propio INE cuando concluye la jornada y particularmente en la etapa de los cómputos distritales se hace una revisión aleatoria de que las boletas son de papel seguridad, este papel que nosotros hemos fabricado especialmente. Entonces, en mi opinión son documentos que sólo están bajo el control del INE, que no están en manos de los partidos políticos, que ninguna persona ajena a funcionarios del instituto los pueden tener, que se resguardan en bodegas que tienen vigilancia específica y que garantizan que nadie tenga acceso a ellas”, dijo a Excélsior.

Comentó que las boletas son instrumentos que están diseñados con los más altos estándares de calidad y de seguridad.

“Primero, es un documento que se imprime sobre un papel que se genera a partir de un rodillo que es propiedad del propio Instituto Nacional Electoral. Nosotros hemos comprado ese rodillo, está en una empresa que es la responsable de fabricar ese papel en el estado de Chihuahua y ese papel se produce con las primeras medidas de seguridad. El gramaje es especial, no es un gramaje comercial, no es el grosor de una hoja de papel bond que podemos adquirir en cualquier papelería; en segundo lugar viene ya con fibrillas ópticas, es decir, pequeños componentes de color que se incluyen en el papel y que es visible al ojo humano y hay otras fibrillas que sólo se advierten con luz ultravioleta”, añadió.

A lo anterior se agrega un sello de agua desde la elaboración de al menos dos mil toneladas de papel.

Baños agregó que las boletas electorales se hacen en Talleres Gráficos de México, el cual también tiene instalada una capacidad de producción de casi cinco millones diarios de boletas electorales.

Talleres Gráficos de México no sólo producirá las boletas de comicios para Presidente, senadores y diputados federales sino también la papelería electoral de otras 10 entidades.

El presidente del INE, Lorenzo Córdova, estuvo con los consejeros electorales el pasado 12 de febrero en las instalaciones de la papelera de Chihuahua, S.A. de C.V., al inicio de la producción de papel seguridad para la impresión de boletas y papelería electoral que se utilizará el 1 de julio.

A partir de ese día, las Fuerzas Armadas iniciaron la custodia de la documentación.

Votarán en el exterior al menos 134 mil mexicanos 

Los primeros en votar serán los mexicanos en el extranjero. Hasta el 8 de abril el INE había aceptado 134 mil 162 registros de mexicanos; 80.35% radica en Estados Unidos.

Las boletas serán enviadas durante este mes a 21 países.

Al menos 107 mil 805 ciudadanos en Estados Unidos recibirán su paquete de boletas, seis mil 267 personas que residen en Canadá, tres mil 357 en España, dos mil 947 en Alemania, dos mil 361 en Francia, dos mil 11 en Reino Unidos, 827 en los Países Bajos, 724 en Italia, 686 en Suiza, 635 en Australia y seis mil 548 en otras naciones.

El consejero del INE, Enrique Andrade, presidente de la Comisión Temporal del Voto de los Mexicanos Residentes en el Extranjero, dijo a Excélsior que el paquete que se enviará a los mexicanos en el exterior consta de la boleta electoral para Presidente, la de la contienda al Senado correspondiente al lugar de origen del mexicano en otro país y, si es el caso, la boleta para elegir gobernador.

La recomendación es que a más tardar regresen las boletas a México el 15 de junio; todo el proceso es por paquetería y con sellos de seguridad en los sobres.

“Estos paquetes electorales llegan al Aeropuerto de la Ciudad de México, de ahí se van a trasladar con seguridad, con resguardo, hasta la bodega en donde nosotros guardamos las boletas electorales. Los paquetes electorales salen hasta el día de la elección al Centro Único de Cómputo que va a estar en el Tecnológico de Monterrey —explicó— y se van a contabilizar el mismo día de los comicios”.

Resaltó que no hay riesgo de que se cambie la boleta durante los traslados y afirmó que el gasto más oneroso que se hará es por el traslado de las boletas.

“De hecho, el costo mayor en este procedimiento es justo el envío de la boleta y el regreso, que cada uno aproximadamente cuesta 10 dólares, tanto el envío como el regreso de la boleta (…) Digamos que no es barato, pero yo creo que vale la pena la inversión, que se le encargó, primero por ley, al INE hacerla, y la otra es que es un reconocimiento, desde mi punto de vista, a los mexicanos que están viviendo allá, los que siguen aportando a México, principalmente en cuestiones económicas y por eso yo creo que hay una responsabilidad del Estado en seguir manteniendo este vínculo ahora político con los mexicanos que están allá”, declaró el consejero Andrade.