Más allá de los rusos, el INE trabaja mucho en evitar el hackeo, comentó Edmundo Jacobo Molina.

México.- El Instituto Nacional Electoral (INE) se encuentra listo para disuadir o disgregar ataques cibernéticos el 1 de julio cuando se lleven a cabo las elecciones presidenciales.

En este sentido, el secretario ejecutivo del organismo, Edmundo Jacobo Molina, dijo a La Jornada que desde hace dos años trabaja intensamente con organizaciones que les ayudan a compartir infraestructura para evitar los hackeos.

En cuanto a la supuesta injerencia rusa, dijo que “siempre será preocupación la integridad de los sistemas, pero de los datos que tenemos no hay ningún registro que denote una demanda de información del tamaño de lo que se ha hablado, de servidores o computadoras en Rusia. Ha sido total y absolutamente marginal.

Pero, más allá de los rusos, el INE trabaja mucho en evitar el hackeo.

“Trabajamos mucho en eso. Es una preocupación, porque no estamos exentos de ataques masivos. Estamos muy atentos al movimiento en redes”, indicó el funcionario, al tiempo que aseguró que el instituto está en condiciones de disuadir embestidas el día de la elección.

De acuerdo con Molina, el INE opera una compleja red de sistemas que se entrelazan y adjudica a ese entramado algunas complicaciones que se han reportado.