La cantidad de materiales y documentación que se utilizarán para estas elecciones concurrentes, son un reflejo de la magnitud y complejidad de las mismas, dijo Marco Antonio Baños

El consejero del Instituto Nacional Electoral (INE), Marco Antonio Baños Martínez, señaló que para los comicios del 1 de julio, el órgano electoral destinará cerca de tres mil millones de pesos, 30 por ciento de su presupuesto, para material y documentación, que contarán con mecanismos de seguridad para brindar certeza a los resultados.

En entrevista con Notimex, el también presidente de la Comisión de Capacitación y Organización Electoral del INE, destacó además que la cantidad de materiales y documentación que se utilizarán para estas elecciones concurrentes, son un reflejo de la magnitud y complejidad de las mismas.

Los materiales y documentos electorales, “nos hablan de la densidad que tiene las elecciones, de todos los mecanismos de seguridad y certeza que la ley ha diseñado para que se puedan realizar, y también nos hablan de que existen elementos donde se deben de plasmar con toda nitidez los resultados electorales”, agregó.

Explicó que para el Proceso Electoral 2017-2018, el diseño y la producción de estas herramientas recaerá en el INE para las elecciones federales, donde se renovará la Presidencia de la República, 500 diputaciones y 128 senadurías.

Mientras que para las elecciones locales, serán los Organismos Públicos Locales (Oples) quienes realicen estas funciones para la votación en 30 entidades federativas, donde se elegirán ocho gubernaturas, dos mil 597 ayuntamientos, 552 diputaciones de Mayoría Relativa (MR) y 354 de Representación Proporcional (RP).

Además, en la Ciudad de México se votará por un jefe de gobierno, 33 diputaciones de MR y 33 de RP, así como 160 concejales y 15 alcaldías.

Los Oples diseñan en el caso de las elecciones locales, sus urnas, su documentación electoral y también todos aquellos materiales de orientación ciudadana que ellos consideren deban a aparecer en las mesas directivas de casilla”, apuntó.

Agregó que el INE hace lo propio para para los comicios federales, además de encargarse “de coordinar la logística de entrega de casillas, de armar los paquetes electorales y mandarlos a los lugares que corresponde”.

Así, expuso que los materiales y documentación electoral son el conjunto de elementos que se diseñan y se colocan el día de la jornada comicial en cada una de las mesas directivas de casilla, a donde acudirán a votar cerca de 88 millones de personas inscritas en la Lista Nominal.

Este año vamos a colocar 155 mil casillas en todo el país, de las cuales el 96 por ciento van a ser casillas únicas, esto quiere decir que en casi la totalidad de las entidades federativas, habrá una sola casilla para recibir el voto de los ciudadanos de las elecciones federales y las locales”, puntualizó.

En este sentido, mencionó que en cada casilla habrá urnas, canceles o elementos modulares, además de marcadoras de la credencial para votar con fotografía y documentación diversa que servirá para el desarrollo de las votaciones.

Las marcadoras de credenciales son instrumentos que permiten colocar la letra v en el año de la elección para garantizar que la persona vota en una sola ocasión”, señaló.

El INE presentó plan b para el conteo rápido

Planteó que también se utilizan crayones, que son una especie de marcadores sobre la boleta que están diseñados con un tipo de cera fabricada con aceites que impiden que el voto se desaparezca o se expanda en la boleta.

El consejero del INE aseveró, además, que el órgano nacional electoral utilizará casi 350 mil envases de tinta indeleble creada por el Instituto Politécnico Nacional, la cual se impregna en el pulgar derecho de los electores para garantizar que el ciudadano no duplique su voto.

Agregó que a la par de estos materiales, en las casillas se contará igualmente con boletas para cada tipo de elección, los cuadernillos que contiene la lista nominal, actas de inicio de la votación y para el cierre de esta habrá hojas de incidencias.

Destacó que para las elecciones federales se imprimirán alrededor de 278 millones de boletas electorales, que contarán con diversos mecanismos de seguridad como marca de agua y filamentos de colores que se observan a través de luz ultravioleta.

Al respecto, Marco Antonio Baños apuntó que este número de boletas serán impresas en dos mil 80 toneladas de papel seguridad.

El papel seguridad tiene un gramaje especial, tiene un grosor especial y por ejemplo contiene fibrillas de color en la composición en el propio papel, y ya en el proceso de impresión de las boletas electorales se les imprime sellos de agua en la parte del reverso de la boleta y tiene coloraciones especiales por tipo de elección”, narró.

Asimismo, señaló que para grupos vulnerables de la población se contará con materiales especiales, tales como plantillas braille para las personas con alguna deficiencia visual, tengan la posibilidad de leer la boleta electoral y poder votar adecuadamente por el candidato que hayan elegido.

En este contexto, cabe destacar que para este Proceso Electoral, por primera vez el INE incorporará lenguaje incluyente en los materiales y en la documentación electoral.

En el caso de la boleta, está traerá la leyenda “Boleta para la elección presidencial” (antes presidente), mientras que la urna dirá Urna para la elección de “Senadurías”.

Además, se desplegarán carteles que estarán colocados en las casillas, para orientar a los funcionarios de la mesa directiva sobre como apoyar a un hombre o mujer transgénero para que ejerza su derecho.

Es decir una mujer transgénero puede tener una apariencia de mujer y aparecer en la fotografía como hombre o viceversa”, dijo.

Por otra parte, destacó que del material y documentación electoral que el INE utilizará en este proceso, el 70 por ciento provendrán de la reutilización de materiales de elecciones anteriores, mientras que el 30 por ciento serán de nueva adquisición.

Estas herramientas recicladas serán canceles o elementos modulares, urnas, cajas de los paquetes electorales de polipropileno, además, si están en condiciones de uso, los crayones con los que se llenan las boletas.

En lo que respecta al destino de la documentación y de los materiales electorales una vez con concluya el Proceso Electoral, el consejero del INE señaló que algunos materiales se reciclarán mientras que “la documentación electoral se puede utilizar un proceso de trituración para un reciclado del papel o de plano se procede a su cremación”.

Acerca de si el voto electrónico podría ser una alternativa de recepción del sufragio, Marco Antonio Baños destacó que es un partidario de esta iniciativa que no fue contemplada en la última reforma electoral de 2014.

Sin embargo, esta opción ya fue probada anteriormente en elecciones locales de la Ciudad de México, Coahuila y Jalisco, con el fin de reducir los gastos en materiales y documentación electoral, entre otras cuestiones.

Es una decisión de los legisladores que no han autorizado todavía en la ley, la realización del voto electrónico, hay precedentes donde el voto electrónico se ha utilizado en elecciones locales como Jalisco, Coahuila y la propia Ciudad de México, pero en la legislación aún no está prevista.

En lo personal soy partidario del voto electrónico, creo podría ahorrar muchísima documentación y materiales electorales, y también podría agilizarse los tiempos en los que se realiza el escrutinio y el computo en las casillas”, puntualizó.