Hasta el momento los hoteles ubicados en la Zona Dorada no han resultado afectados en la cuestión de la ocupación a consecuencia de los trabajos de remodelación en la Avenida del Mar, dio a conocer Carlos Berdegué Sacristán, presidente de la Asociación de Hoteles y Empresas Turísticas.

Sin embargo, el empresario hotelero dijo que en caso de que se llevaran a cabo obras de mejoramiento en ese sitio de la ciudad, los hoteleros “aguantarían” pacientemente las consecuencias, ya que esto formaría parte de las mejoras que requiere el destino.

“Acuérdense nomás cuántos años no nos quejábamos de que Mazatlán estaba cansado, viejo. Ahorita ya hay una operadora de playas funcionando, gente trabajando en el Centro Histórico, hay comité ciudadano para el faro, hay una nueva energía en el destino. Tengamos un poco de paciencia”, manifestó.

Resaltó que el hecho de que el gobernador Quirino Ordaz Coppel baje recursos federales para esta clase de obras sin afectar a las finanzas estatales ni municipales es todo un logro, debido a que todas las ciudades del mundo están invirtiendo en mejorar su infraestructura, dándole seguimiento al peatón y a la bicicleta.