En los últimos días fueron ejecutados o hallados muertos un exalcalde, un precandidato, un presidente municipal en funciones y un secretario

La cuenta de políticos asesinados en el proceso electoral, que inició el 8 de septiembre, llegó a 88 en los últimos días.

Esta semana se registraron las muertes violentas de Addiel Zermann Miguel, precandidato a la alcaldía de Tenango del Aire, Estado de México; José Ramírez, exalcalde de San Gabriel Mixtepec, Oaxaca; Alejandro González, alcalde de Pacula, Hidalgo, y Elías Damián Rodríguez, secretario particular de un candidato a la alcaldía de Cuajinicuilapa, Guerrero.

De acuerdo con Etellekt, consultora especializada en riesgos, también han sido asesinados diputados y síndicos.

Van 88 políticos asesinados

El robo de combustibles representa un factor más de peligro para la seguridad de alcaldes en funciones.

La cuenta de políticos asesinados en el actual proceso electoral llegó a 88 con el homicidio de Addiel Zermann Miguel, precandidato a la presidencia municipal de Tenango del Aire por la coalición Encuentro Social y Morena, sumándose a las muertes de Elías Damián Rodríguez, secretario particular del candidato priista a la alcaldía de Cuajinicuilapa, Guerrero, Constantino García Cisneros, y también el homicidio del alcalde de Pacula, Hidalgo, Alejandro González. Además del asesinato de José Ramírez, exalcalde de San Gabriel Mixtepec, Oaxaca.

De acuerdo con el conteo realizado desde el 8 de septiembre de 2017 por Etellekt, consultora especializada en riesgos y políticas públicas, con los últimos asesinatos ocurridos el jueves 3 de mayo, han sido ultimados 21 precandidatos, 15 exalcaldes, 13 regidores, 12 militantes de partidos con distintos puestos, 10 alcaldes en funciones, siete dirigentes partidistas, cuatro candidatos, dos exregidores, un diputado local, un síndico, un exsíndico y un exdiputado federal.

Robo de combustible

“La violencia ocurre en escenarios distintos. En el caso de Hidalgo no hay elecciones locales, sin embargo, la problemática del robo de combustibles y la venta de gasolina y diésel robado se disparó en esa entidad en los primeros tres meses del año y está representando el principal riesgo de seguridad para los alcaldes en funciones”, señaló Rubén Salazar, director de Etellekt.

“En el caso de Guerrero, hay problemas muy serios relacionados con el negocio de la amapola y tráfico de precursores para drogas sintéticas, además las autoridades de las localidades por donde atraviesan las rutas de trasiego son las más afectadas, aparte de que en esta entidad algunos alcaldes buscan reelegirse en los próximos comicios”, agregó sobre el homicidio en Guerrero.

Guerrero es justamente la entidad donde más políticos han muerto desde el pasado 8 de septiembre que se inició el proceso rumbo a las elecciones del primero de julio.

En el caso del Estado de México, según el estudio de Etellekt, se encuentra en el quinto lugar de violencia política.