Patricia Martínez advierte que los centros del DIF sólo pueden atender a 10%.

México.- El asunto de los niños migrantes está rebasando la administración federal. La demanda de alojamiento crece, pero las instalaciones son escasas, advirtió Patricia Martínez.

La subsecretaria de Población, Migración y Asuntos Religiosos de la Secretaría de Gobernación (Segob) precisó que la demanda es de alrededor de 2 mil 900 menores cada mes, aunque la infraestructura de cobijo, en los albergues de los sistemas del Desarrollo Integral de la Familia (DIF), sólo alcanza para recibir a 10 por ciento.

De acuerdo con La Jornada, la funcionaria consideró que los menores no deben estar en estaciones migratorias sino en otros sitios.

En este sentido, comentó que “la obligación (de darles alojamiento) es de los sistemas DIF, tanto nacional como estatales, y sí hemos tenido algunos problemas porque la infraestructura no es suficiente”.

Señaló que el DIF puede cobijar a “muy pocos migrante”, pues ya de por sí tiene ocupados sus espacios para cumplir con la obligación de acoger no sólo a este grupo de menores extranjeros sino para los nacionales víctimas de la violencia o en situación de abandono.

Asimismo, subrayó que México sí tiene calidad moral para exigir a Estados Unidos que ofrezca un buen trato a los niños migrantes, ya que en nuestro país no se separa a los pequeños de sus familias.

Según cifras de la Unidad de Política Migratoria de la Segob, de enero a mayo fueron presentados ante la autoridad migratoria 6 mil 772 menores de 18 años, de los cuales 4 mil 372 viajaban hacia el norte sin la compañía de un familiar adulto.