La obesidad infantil es sin duda uno de los problemas de salud pública más graves del actual siglo. A nivel mundial las cifras de obesidad en niños es alarmante, sobre todo en zonas urbanas, y esto no ha ido sino aumentando con el paso del tiempo.

Arya Permana saltó a la fama  en el año 2016 y no precisamente por buenas razones, ya que se le reconoció como ‘el niño más obeso del mundo‘. El menor pesaba 200 kilos y solo contaba con diez años de edad. En ese entonces su vida era muy distinta a la de cualquier infante de su edad, ya que por su condición, se veía limitado en la mayoría de actividades.

Hoy, gracias a someterse a una estricta dieta ha podido experimentar una sorprendente transformación. Este cambio para la vida del pequeño llegó en el mes de abril de 2017, cuando sus papás tras advertencias médicas decidieron que era momento de probar un régimen alimenticio saludable aunado a una rutina de ejercicios. Ya que estaba latente el riesgo de una enfermedad cardíaca o derrame cerebral.

Sus padres comentaron a un importante diario británico que su hijo lo único que hacía era comer y dormir:

Arya no podía sentarse o caminar sin ayuda, solo comía y dormía”.

A sus actualmente 12 años ha logrado perder más de 70 kilos, lo que ha provocado que sea capaz de volver a caminar e incluso hacer deporte. Queda mucho camino por recorrer, pero con la adecuada alimentación y ejercicio estamos seguro que lo logrará.

Con información de Vuntú, Perú 21 y La Neta Noticias.