La vida de Pablo Escobar dio mucho de qué hablar por los escándalos en los que estuvo inmerso, pero ahora es turno de hablar de su esposa Victoria Henao Vallejo, alias ‘La Tata’.

El portal Infobae dio a conocer que Pablo Escobar se enamoró cuando ella tenía trece años y aún era una niña angelical.

Con el fin de demostrarle su amor Pablo Escobar le dio una vida de llena de lujo con cuadros de Salvador Dalí, aviones para llevar un ramo de flores, un zoológico privado y autos último modelo, pero ante todo eso Victoria no tuvo mucha felicidad.

Todo se convirtió en un infierno cuando se presentaron actos violentos, además de los años como fugitivos, la muerte del líder del cartel de Medellín y la vida en Argentina con una nueva identidad que fue duramente perseguida con el tiempo.

Las características de ‘La Tata’ que cautivaron a Pablo Escobar fueron su apariencia menuda, su rostro moreno, era una niña tímida que apenas sonreía. El líder del cartel de Medellín no pudo dejar de mirar a Victoria Henao Vallejo, hasta el punto de fugarse con ella y hacerla suya.

La Tata’ era hija de un repartidor de dulces y una costurera, personas muy trabajadoras que se opusieron al noviazgo con Pablo Escobar, un joven de 24 años sin empleo que seducía a la niña con dulces y discos románticos de Raphael y Camilo Sesto.

Al vivir con un miembro del crimen organizado la familia pasó por muchos tormentos, situación de la que hasta el momento no se han librado. Esto fue lo que dijo ‘La Tata’:

Nuestra vida es la equivalente a la de una familia judía en la Alemania de Hitler. En fin, este ha sido nuestro destino”.

Fotografía: Twitter

Con información de Infobae y Rosario Nuestro