Amado Carrillo Fuentes, alias El Señor de los Cielos, fue un narcotraficante líder del Cártel de Juárez. Ganó su apodo gracias a que utilizaba una flota de aeronaves para transportar la droga.

Se dice que para que pudiera operar de forma libre sobornó y entregó regalos al expresidente Carlos Salinas de Gortari.

Lo anterior cobró más fuerza luego de que fuera detenido el narcotraficante colombiano Fabio Ochoa, pues declaró que El Señor de los Cielos presumía tener a Carlos Salinas de Gortari en su ‘nómina’.

El narcotraficante Alejandro Bernal Madrigal señaló que el exmandatario recibió como regalo un Rolex con diamantes valorado en un millón de dólares.

El obsequio fue hecho luego de que intercediera en la absolución de Carrillo Fuentes en una corte de apelaciones que lo procesaba por delitos de narcotráfico y lavado de dinero.

En su confesión, Bernal señaló que el Rolex que recibió jamás fue un pago o soborno, y que la absolución fue hecha sólo como una ‘recomendación’ que Carlos Salinas de Gortari dio.

Por otra parte, se dice que sicarios de El Señor de los Cielos llevaban a la casa de Salinas millones de dólares en maletas y bolsas.

El Señor de los Cielos no pudo ser detenido por las autoridades y sobre su muerte se dicen varias cosas.

En 1997 Amado Carrillo viajó a Brasil para someterse a una cirugía estética que no se pudo concretar.

Tras el inconveniente, se seleccionó un grupo de cirujanos plásticos, quienes lo operaron en un hospital privado de México. Carrillo fue intervenido quirúrgicamente durante más de ocho horas, pero en la madrugada del 4 de julio despertó con dolores y le aplicaron un sedante, lo que supuestamente provocó su muerte.

Se cree que la muerte de El Señor de los Cielos fue planeada por sus enemigos y otros creen que sólo fue un engaño.

Fuentes: El Universal y Gus Vlogger