José de Jesús López Bautista era un elemento de la Policía Federal que se encargaba de la seguridad de la gente en la zona de Periférico Oriente en el Estado de México; sin embargo, resultó ser un peligro mortal, pues no solo asesinó a su familia de una manera terrible, sino que también la descuartizó.

El expolicía caníbal que mató a su familia en el Edomex

Sus víctimas fueron su esposa Alicia de 36 años y sus dos hijas, Alessandra y Loreto, de cinco y dos años respectivamente.

Los hechos ocurrieron en Los Héroes Tecámac el primero de enero del presente año; sin embargo, fue esta tarde que se dio a conocer el veredicto final de las autoridades. José de Jesús fue condenado a cadena perpetua, y además, tendrá que pagar una multa de un millón 330 mil 701 pesos a la familia de Alicia.

Según la información difundida, José de Jesús planeaba comerse los cuerpos de las tres mujeres, razón por la qe las habría descuartizado. Mantuvo los cadáveres dentro de su domicilio durante al menos una semana. Cuando los vecinos se dieron cuenta de que José comenzó a quemar cosas extrañas sin control dieron aviso a la Policía, pues además se percataron de que ya no veían a su esposa ni hijas.

De hecho, sus familiares llegaron a hacer llamadas, lo cual José enfrentaba diciendo que Alicia lo había abandonado y que se había llevado a las niñas.

Cuando llegaron los elementos de la Policía, se encontraron con la lamentable escena: tres cuerpos calcinados encima de una cama, los cuales fueron identificados como los de Alicia, Alessandra y Loreto. Cuando revisaron la vivienda se encontraron con José con un cuchillo y visiblemente alterado.

Alejandro J. Gómez@FiscalEdomex

El Representante Social de la acreditó la participación de José de Jesús López Bautista, en el delito de feminicidio en agravio de su esposa y sus dos hijas menores de edad, ilícito por el que un Juez en le dictó una sentencia vitalicia.

Las investigaciones arrojaron que tanto la esposa como hijas murieron asfixiadas y apuñaladas. Para evitar las sospechas de los vecinos debido al olor, las roció con cal y posteriormente les prendió fuego.

El día del crimen, Jose de Jesús supuestamente iba llegando de un retiro espiritual.

Con información de a Silla Rta, Los 40 y Tribuna

Fotos tomadas de La Silla Rota